Los 12 peligros para tu gato que tienes en tu casa

Tener la casa preparada para tu gato es la mejor manera de que esté a salvo en ella.

Esto es algo que no nos gusta pensar, pero los peligros existen aunque a nosotros no nos lo parezca.

En esta entrada he querido reunir los peligros más frecuentes que hay en nuestras casas.

En ocasiones nos relajamos en este aspecto, pero hay muchas formas de que tu gato acabe herido en tu propio hogar.

Vamos a ver de qué se tratan.

Te puede interesar: Seguros para gatos: todo lo que necesitas saber

1. Comida

Hay un gran número de alimentos que son peligrosos para los gatos. Que tu gato se lo coma cuando lo ofreces no quiere decir que sea apto.

Por eso, deberás tener especial cuidado con:

  • Chocolate
  • Café
  • Cebollas
  • Ajo
  • Bebidas alcohólicas
  • Uvas
  • Dulces
  • Frutos secos
  • Aguacate
  • Huesos de pollo cocinados

Todos estos alimentos es mejor que no se los des. Y si dudas con alguno que no está en la lista pregunta a tu veterinario antes de dárselo.

Y aunque te sorprenda, también deberías tener cuidado con la leche. No es tóxica como tal, pero sí que puede causarle algunos trastornos digestivos.

Si la toma, vigila bien el arenero para comprobar cómo hace sus heces.

2. Cables

¿Estás en casa? Bien, hagamos un ejercicio. Mira a tu alrededor y cuenta cuántos cables hay. ¿Ya lo tienes? Vale, pues todos ellos son peligrosos para tu gato.

Hay gatos a los que les encanta masticar cables, y este es un riesgo muy serio.

La corriente es peligrosa para nosotros, pero para ellos lo es todavía más debido a su menor tamaño.

Para evitar percances, asegúrate de esconder los cables eléctricos en un lugar al que les resulte imposible acceder. Y si esto no es posible cúbrelos con fundas protectoras.

Si quieres ampliar información te dejo el post en el que te muestro cómo evitar que tu gato muerda los cables.

3. Ventanas y balcones

Los gatos hacen su vida en casa. Por eso, las ventanas se convierten un lugar de gran entretenimiento para ellos.

El problema viene cuando esta ventana está abierta. Tu gato tiene un equilibrio prodigioso, pero no está libre de caerse por ella.

Un perro, otro gato o un simple pájaro le puede distraer y hacer que se resbale. Y aunque los gatos tienden a caer de pie, no siempre lo harán.

Con poner una red protectora será suficiente tanto para las ventas como para el balcón. Es una medida sencilla y necesaria.

4. Productos químicos

Los gatos son animales muy curiosos, y esto puede ser perjudicial para ellos.

Al igual que ocurre en las casas en las que hay niños, los productos químicos deben estar fuera de su alcance.

Deja bien guardados el limpiacristales, detergente o la lejía.

Pero además de esto, ten especial cuidado con el anticongelante. Es un producto con un sabor dulce pero extremadamente peligroso.

Por eso, ten mucho cuidado si tu gato tiene acceso al garaje.

5. Veneno para roedores

Esto parece bastante obvio, ¿verdad? Pero el veneno para ratas puede afectar a tu gato de una forma que quizás no habías pensado.

Que tengas este producto guardado no hará que tu gato esté 100% a salvo.

Cuando lo usas, la rata se come el veneno, pero después podrá llegar tu gato y comerse a la rata.

Esta es una forma no tan descabellada de que tu gato ingiera el veneno para roedores.

En estos casos lo mejor es que utilices trampas que mantenga a las ratas con vida. Después sólo tendrás que soltarlas lejos de tu casa.

6. Bolsas

Las bolsas son objetos que a primera vista parecen inofensivas, pero suponen un peligro para aquellos gatos más juguetones.

Cuando la bolsa es de plástico existe peligro de asfixia. Nunca dejes que tu felino juegue con ellas.

Pero no solo son peligrosas las de plástico. Las bolsas de papel o de tela tienen unas asas muy resistentes, y la cabeza de tu gato se podrá queda atascada en ellas.

Para estos casos lo mejor es que cortes estas asas. Así evitarás que tu felino meta la cabeza dentro.

7. Hilos o lana

El hilo, la lana o cualquier otro objeto alargado pueden parecer inofensivos. Pero de nuevo, no lo son.

Seguro que todos tenemos en la cabeza la imagen de un gato jugando con un ovillo de lana, ¿verdad? Pues siento ser yo quien lo diga, pero este juego es peligroso para ellos.

Cuando están jugando con estos objetos existe el riesgo de que se lo intente comer, y como podrás imaginar esto no le hará ningún bien.

Simplemente no los dejes a su alcance.

8. Juguetes de mala calidad

Los juguetes y peluches son de mala calidad cuando tienen pequeñas piezas que se pueden desprender.

Imagina un peluche con algunas partes cosidas, como los ojos. Estos ojos se desprenderán facilmente si tu gato los muerde, y tendrá la tentación de comérserlos.

Pero lo mismo ocurre con el hilo que utilizan para coser estas partes. De nuevo, si es largo, será un peligro para tu gato.

Opta por juguetes sencillos y que sean aptos para tu gato y huye de aquellos que tengan piezas que se puedan soltar.

Por muy bonitos que sea, siempre debes poner en primer lugar la seguridad de tu felino.

9. Objetos puntiagudos o cortantes

Esto parece demasiado obvio, pero las cuchillas, agujas, alfileres o chinchetas deben estar totalmente escondidas.

Se trata de objetos realmente peligrosos para ellos si se los tragan.

Evita dejar a su alcance cualquier objeto de estas características.

Una situación muy común es el típico corcho en el que ponemos notas con chinchetas. Tu gato tendrá la tentación de coger esas chinchetas y posteriormente se las podrá tragar.

Mucho cuidado aquí.

10. Estanterías con objetos

Tienes que contar con que las estanterías o zonas altas de los muebles serán los lugares de paso de tu gato.

Por eso, cualquier objeto de cristal o porcelana debería estar bien guardado.

Los gatos aman trepar por los muebles y podrán tirar estos objetos a su paso.

Será un peligro para otros animales o los niños de la casa ya que correrán el riesgo de cortarse.

11. Fuentes de calor

Los gatos aman el calor e intentarán ponerse cerca de las fuentes de calor de tu casa.

Ponerse al sol no es peligroso, pero te deben preocupar otras fuentes de calor que puedan atraer a tu gato, como por ejemplo:

  • La secadora: vigila que nunca se quede encerrado en ella
  • La chimenea: es especialmente peligrosa. A veces saltan chispas que podrán alcanzar a tu gatito
  • Las velas: aquí el peligro está en que el gato quiera jugar con ellas. Será peligroso para él pero también para la casa si las acerca a algún objeto que inflamable
  • El motor del coche: especialmente peligroso si tu gato tiene acceso al garaje de tu casa. Golpea el capó de tu coche antes de usarlo, tanto por tu gato como por los gatos de la zona
  • Radiadores: los más peligrosos son las estufas. Busca la manera de mantenerlos alejados de ellas. En este post puedes encontrar más información sobre los radiadores y los gatos

12. Plantas

Hay una cantidad enorme de plantas caseras que son tóxicas para los gatos.

Los efectos variarán de una a otra, pero es muy recomendable que repases las plantas que tienes en casa para saber si alguna es tóxica.

Algunos ejemplos de plantas tóxicas son:

  • Narciso de otoño
  • Kalanchoe
  • Lirios
  • Azalea
  • Costilla de Adán
  • Crisantemos
  • Muérdago
  • Flor de pascua

Aquí puedes colocarlas fuera de su alcance u ofrecerle una alternativa para que se coma.

Existe lo que se llama la hierba gatera, y se trata de un tipo de hierba que es apta para ser ingerida por el gato.

Así podrás enseñarle que esa es la planta que se puede comer y no el resto de las que hay en tu casa.

Evitando estos 12 peligros conseguirás que tu casa sea mucho más segura para tu felino, pero como cada casa es única te recomiendo que vayas un paso más allá.

Piensa que un gato es como un niño pequeño, ¡pero tiene la particularidad de que es capaz de llegar a cualquier rincón de la casa!

Repasa todos los lugares a los que puede llegar y si existe algún peligro potencial para él.

Es la mejor manera de evitar accidentes.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Última actualización el 2022-05-28 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies