Tu gato te hace inmensamente feliz: te hace compañía, juego contigo, te cuida… por eso si un día ves que está diferente te preocupas. Quieres que esté sano y contento, y hay síntomas que te hacen saltar las alarmas. Es entonces cuando te preguntas cómo saber si un gato tiene fiebre.

Siempre que sospeches que tu gato está enfermo debes de llevarlo al veterinario. Ellos tienen conocimiento y experiencia suficiente para cuidar de ellos. Pero también conviene que sepas cómo tomarle la temperatura a tu gato.

Te puede interesar: ¿Por qué lloran los gatos?

Cómo saber si un gato tiene fiebre

El método más fiable pasa saber si tu gato tiene fiebre es mediante el termómetro, pero la temperatura normal de los gatos es ligeramente superior a la nuestra.

Para tomar la temperatura a tu gato deberás introducir un termómetro en su recto. Su temperatura habitual está entre los 38 ºC y los 39 ºC, y si es cachorro los 39,5 ºC, por lo que para cualquier temperatura mayor indicará que tiene fiebre.

Es probable que a tu gato no le resulte cómodo lo que le vas a hacer por lo que es aconsejable que pidas ayuda a alguien. Utiliza un poco de vaselina y no introduzcas el termómetro en exceso, ya que puedes hacerle daño. Con 2 cm o 2,5 cm será suficiente.

Para una mayor comodidad puedes comprar un termómetro para oído diseñado para gatos. Si al medirle la temperatura ves que tiene fiebre llévalo al veterinario, no intentes darle medicinas por tu cuenta.

Tomar la temperatura a tu gato

Síntomas físicos de los gatos con fiebre

El termómetro es la mejor manera de saber si tu gato tiene fiebre, pero hay algunos síntomas físicos que te pueden alertar de que tu felino está enfermo.

  • Nariz seca. La nariz de los gatos debería estar húmeda, pero si tiene fiebre la tendrá seca y caliente.
  • Respiración y latidos acelerados. Otro síntoma que puede ir asociado a la fiebre son la respiración acelerada y un aumento en el ritmo cardíaco.

Síntomas de los gatos con fiebre

Comportamiento de los gatos con fiebre

Si tu felino está enfermo se encontrará mal y esto afectará a su comportamiento. Si detectas alguna de estas conductas presta atención.

  • Prefiere estar solo. Un gato que normalmente es cariñoso contigo y cambia de actitud debería preocuparte. Al encontrarse mal intentará esconderse bajo algún mueble o algún lugar que esté fuera de tu alcance.
  • Está inquieto. Otra cambio de comportamiento que se puede producir es que se encuentre molesto o inquieto.
  • Falta de vitalidad. Si pasa más tiempo de lo normal acostado y muestra síntomas de cansancio.

Como saber si mi gato tiene fiebre

Ahora que ya sabes cómo averiguar si tu gato tiene fiebre no lo dudes, cuando observes los síntomas tómale la temperatura y llévalo al veterinario. La salud de tu compañero felino es muy importante y detectar a tiempo que está enfermo le ahorrará sufrimiento.