Plantas tóxicas para gatos

Los gatos y las plantas pueden ser una mezcla peligrosa. Al igual que las personas, los gatos pueden reaccionar de forma diferente ante una misma planta.

Algunos gatos pueden no mostrar ningún signo de envenenamiento, mientras que otros podrían sufrir consecuencias muy graves.

Si tienes plantas de interior en tu casa u oficina y convives con gatos, asegúrate de que son seguras para ellos consultando esta lista de plantas tóxicas.

Algunas son levemente tóxicas, pero hay otras plantas que son venenosas para los gatos.

Listado de plantas tóxicas para gatos

*Este listado se ha obtenido de la ASPCA (American Society for the Prevention of Cruelty to Animals), y puedes encontrarlo aquí.

Es importante que si sospechas que tu mascota puede haber ingerido una planta potencialmente tóxica ponte en contacto con tu veterinario lo antes posible.

A continuación puedes encontrar información más detallada de 12 plantas muy comunes en los hogares.

1. Narcisos

Los narcisos son una de las causas más comunes de intoxicación por plantas en los gatos. Contienen un componente llamado licorina, que es lo que les da su olor característico.

Sin embargo, los gatos que intentan comer narcisos pueden descubrir fácilmente que este olor enmascara algo más: ¡la licorina es extremadamente venenosa para ellos!

Comer narcisos probablemente hará que su gato experimente diarrea o vómitos en una hora aproximadamente.

2. Lirios

Los lirios son extremadamente peligrosos para los gatos.

Todos los tipos de lirios pueden ser tóxicos para ellos, incluidos el lirio de Pascua y el lirio de las estrellas, pero el más común es el lirio asiático.

Comer cualquier parte de esta planta provoca vómitos, diarrea y, rara vez, convulsiones. Sin embargo, el mayor riesgo es el daño renal, que a la larga puede derivar en algo más grave. Así que si notas que tu gatito come cualquier tipo de lirio asegúrate de llevarlo a una clínica veterinaria lo antes posible.

3. Azaleas

Las azaleas son extremadamente venenosas para los gatos y otros animales domésticos. Para los gatos, el riesgo proviene de la ingestión de cualquier parte de la planta.

Comer incluso unas pocas hojas puede provocar vómitos, diarrea y babeo. El verdadero veneno es la grayanotoxina, que afecta a su sistema nervioso y les provoca debilidad o temblores. Los signos clínicos pueden durar hasta tres días.

4. Crisantemo

El crisantemo es otra de esas plantas que pueden ser tóxicas para los gatos. Probablemente verás a tu gato interesado en las flores porque les encanta su olor, pero hay una razón por la que esta planta se ha utilizado como repelente de insectos: contiene piretrinas y otras sustancias químicas que pueden ser extremadamente peligrosas para ellos.

Estas sustancias pueden causar molestias gastrointestinales, babeo, debilidad y dificultad para respirar cuando son ingeridas por los gatos.

5. Sansevieria

Esta planta, también conocida como planta serpiente o lengua de suegra, es muy común en los hogares porque es fácil de cuidar. Sin embargo, contiene saponinas que son venenosas para los gatos y otras mascotas.

Al ingerirla, puede provocar vómitos y diarrea severos en cualquier mascota que coma esta planta. Vigile a su gatito cuando tenga ésta en casa.

6. Hortensia

La hortensia es una planta muy común, pero también una de las más potencialmente peligrosas para su gato.

La hortensia contiene una sustancia química llamada glucósido cianogénico, que es venenosa para cualquier animal, pero los perros y los gatos son más sensibles que otras mascotas.

Comer esta planta puede provocar un babeo excesivo, así como vómitos, ya que su gatito intenta deshacerse de lo que acaba de comer.

7. Adelfa

La adelfa es una planta con flores muy bonita que probablemente veas en muchas casas y jardines, pero en realidad es una de las plantas más venenosas para los gatos y los perros

Toda la planta de adelfa contiene glucósidos cardíacos que afectan al funcionamiento del corazón de su mascota. Puede provocar babas, vómitos, convulsiones e incluso la muerte si la ingiere su gato o perro. Mantenga esta planta fuera del alcance de las mascotas en todo momento.

8. Poto

Esta planta, también conocida como hiedra del diablo o pothos dorado es muy común en los hogares porque es fácil de cultivar y extremadamente resistente.

Sin embargo, también es venenosa para los perros y gatos si la ingieren, lo que puede causarles problemas gastrointestinales como vómitos o diarrea severa.

Esta planta contiene cristales insolubles de oxalato de calcio que pueden irritar la piel, la boca y la lengua de su gato cuando la ingiere. Incluso puede hacer que su mascota enferme sin que usted se dé cuenta de lo que ha hecho.

9. Aloe Vera

Esta planta es una planta de interior muy popular porque almacena agua en sus hojas, lo que la hace muy resistente y fácil de mantener.

Pero no te dejes engañar por esta planta, ya que puede hacer que su mascota enferme si la come.

El jugo del interior de las hojas contiene antraquinonas, que son extremadamente tóxicas para todas las mascotas. Esta toxina causará vómitos y diarrea, así como dolor severo cuando sea ingerida por su gato.

10. Flor de pascua

Aunque esta planta es muy popular durante las fiestas navideñas, en realidad es tóxica para su gato.

La savia del interior de las hojas y los tallos contiene ésteres diterpénicos que pueden causar problemas gastrointestinales, como vómitos o diarrea, a las mascotas que la ingieran.

Sé que es una planta perfecta para decorar el hogar en Navidad, pero te recomiendo que compres una de plástico para mantener a salvo a tu gatito.

11. Kalanchoe

Esta popular planta acaba en muchos hogares gracias a su gran resistencia y el color de sus flores.

Pero por desgracia también entra dentro de la lista de plantas tóxicas para los gatos.

Contiene glucósidos cardíacos bufadienolidos que afectarán al sistema cardiovascular de tu mascota y le causarán problemas gastrointestinales como babas, vómitos o diarrea.

12. Tulipanes

Esta hermosa flor de primavera es una planta de interior muy popular, pero lamentablemente puede ser peligrosa para su gato.

Todas las partes de la planta contienen sustancias tóxicas que pueden causar inflamación en la boca y la lengua de tu mascota, así como dolor oral.

Pero donde se produce una mayor concentración de toxina es en bulbo.

Tenga en cuenta que casi todas las plantas tienen distintos niveles de toxicidad según la especie, la raza o la edad de su gato.

Lo que debes hacer siempre es comprobar si hay plantas venenosas en la casa antes de dejar que su gato salga a jugar.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies