Convertir a un gato de exterior en gato de interior

La conversión de un gato de exterior en gato de interior es posible. Puede que un gato esté acostumbrado a tener acceso a la calle (o incluso vivir en ella) y por cambio de domicilio o para evitar que corra peligro haya que convertirlo en un gato que viva todo el tiempo dentro de una casa.

El mejor momento para hacer esto será en el cambio de vivienda, pero también es posible si se le mantiene en la misma casa pero haya que prohibirle el acceso al exterior. Vamos a ver cómo se debe hacer.

Te puede interesar: Adoptar un gato callejero: todo lo que necesitas saber

Cómo convertir a un gato de exterior en gato de interior

Gato de exterior en casa

– Con cambio de vivienda

Convertir a tu gato en un gato de interior porque te cambias de casa es más fácil. Puede que te mudes a un piso sin acceso directo a la calle o a alguna ciudad, por lo que tu gato estará mas seguro dentro del hogar.

Desde el primer día que estéis en la nueva casa déjale claro que no puede salir. Lo más importante es que te preocupes de que no le falta de nada: agua fresca, el cajón de arena bien limpio, juguetes, un rascador…

Tienes que buscar que sea un gato feliz. Que tenga alimento y los juguetes y rascadores necesarios para que se pueda ejercitar. Y por supuesto tu compañía.

Conversión de un gato de exterior en gato de interior

– Sin cambio de vivienda

Cuando el cambio a gato de interior se hace en la misma vivienda será más difícil… Estará acostumbrado a tener ciertas libertades que de la noche a la mañana se las quitarás. Y expresará su malestar.

Lo mejor que puedes hacer es elegir un día para la conversión y mantenerte firme en tu decisión. Cierra los accesos al exterior y ármate de paciencia. Se avecinarán unos cuantos días de maullidos constantes.

Es importante que no cedas a sus súplicas. Si después de mucho maullar cedes y le abres la puerta cometerás un gran error. Sabrá que puede conseguir lo que quiere a base de lanzar maullidos. Tu mejor aliado será el atomizador de agua: cuando esté maullando porque quiere salir lánzale un pequeño chorro de agua sin que te vea. Cuando regañas a un gato es importante que él no sepa que has sido tú el causante de su malestar.

Entiende que es un proceso difícil para él. Pon de tu parte y juega con él más de lo normal. Si le mantienes ocupado tendrá menos tiempo para pensar en salir a la calle. Tráele un árbol para gatos que pueda escalar y un poco de hierba gatera como premio.

Tras un par de semanas tu gato debería haberse acostumbrado a su nueva vida. Ya no pedirá constantemente salir a la calle y estará siempre a tu lado y a salvo de cualquier peligro que pudiese encontrarse en la calle.

Si pasado un tiempo tras la conversión del gato de exterior en gato de interior ves que ha engordado visita la entrada sobre cómo hacer adelgazar a un gato obeso.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

4 comentarios en “Convertir a un gato de exterior en gato de interior”

  1. Hola tengo 2 gatos desde bebés conmigo y siempre han estado en mi cuarto, uno tiene 6 años y el otro 3 pero ahora tengo un bebé y quiero sacarlos a un patio techado, pero o si se como hacerlo

    Responder
    • Hola Sandra, veo que tus gatos ya son de interior. En este caso para que salgan al patio deberás dejar que lo hagan por su cuenta. Si el patio es perfectamente seguro y no se van a escapar deja la puerta abierta y espera el tiempo suficiente para que se animen a investigar. Para ayudarles prueba a dejarles algún juguete o algo de comida en el patio, pero nunca les fuerces para que salgan.
      Poco a poco irán cogiendo confianza y saldrán. Si la experiencia es positiva no tendrán ningún problema en salir, por eso debes ir con calma y esperar el tiempo suficiente.

      Responder
  2. Hola buenas tardes, tengo un gato que abandonaron en el condominio donde vivo, lo llevamos a nuestro departamento, le damos comida, le tenemos su caja, jugamos con él, sólo nos falta comprarle rascadores, sin embargo el rasca sus uñas en la alfombra y no nos molesta. El tema es que constantemente quiere arrancar y estar en algún lugar del condominio ya sea durmiendo entre las plantas o debajo de un auto, ¿cómo lo podemos a hacer para que no salga?, ya varias veces nos da pena verlo y lo dejamos ir y despúes lo vamos a buscar.
    Pero los veterinarios nos dicen que no es bueno dejarlos ir, porque quizás no vuelvan o que les pueda pasar.
    Ojalá nos orientes para ver que podemos hacer, agradecida de antemano

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies