Cómo evitar que tu gato se suba a la encimera de la cocina

Los gatos adoran subirse a las alturas. Les proporcionan mejores vistas del entorno y pueden controlar mejor la estancia.

Pero en el caso de las encimeras de la cocina hay un aliciente extra: es el lugar ideal para conseguir algo de comida gratis.

Si tu gato es de los que se sube a la encimera y quieres quitarle esta costumbre en este post vas a aprender cómo hacerlo.

Es algo que te recomiendo, ya que en esta zona de la cocina hay objetos peligrosos como puede ser un cuchillo o la vitrocerámica encendida.

Vamos a analizar por qué se suben y qué puedes hacer para quitarle esta costumbre.

Deja de darle comida y agua

Lo primero y más importante es asegurarte de que tu gato no recibe ni comida ni bebida cuando se sube a la encimera de la cocina.

Quiero que te pares a pensar lo siguiente: ¿alguna vez le has dado alimento a tu gato? ¿o ha cogido algún resto de comida? ¿le abres el grifo de la cocina?

SI es así lo primero que debes hacer es dejar de hacerlo. Situaciones que a priori parecen inofensivas, como que beba de un grifo que gotea o que pueda lamer los restos de una salsa, son una motivación más que suficiente para que se suba siempre a la encimera.

Procura cumplir con este punto, ya que de lo contrario de nada te servirán todos los que vienen a continuación.

¿Ya lo has analizado? Bien, pues vamos con el resto de consejos.

Ofrécele una alternativa a la que subirse

Tu gatito adora tu compañía, y cuando cocinas intentará estar a tu misma altura subiéndose a la encimera.

En estos casos no se trata de alejarle de ti, sino de proporcionarle una zona adaptada en la que pueda estar a tu lado.

Por ejemplo, si colocas un árbol para gatos tendrá su propio lugar en el que vigilarte, pero sin necesidad de que pise la encimera.

Tendrás que mirar la distribución de tu cocina y buscar el mejor sitio para el árbol. Pero si no tienes hueco siempre podrás dejar un estante o la parte superior de algún electrodoméstico para que se tumbe.

La cuestión es dejarle un espacio para él, pero que sea el espacio que tú decidas. Así te podrá hacer compañía desde tu misma altura.

Bloquea las vistas de la ventana

En algunas cocinas podemos encontrarnos una ventana en la misma zona de la encimera y cuyas vistas resultan muy entretenidas para los gatos.

Si la ventana da a un jardín o se ve algún árbol, tu felino podrá pasarse horas mirando cómo vuelan los pájaros.

Cogerá como costumbre colocarse en esa ventana y eso no es lo que queremos.

Aquí tendrás que actuar de dos formas. En un primer lugar deberás dificultar la visión del exterior desde esa ventana, pero al mismo tiempo te recomiendo que le facilites un lugar desde donde observar la calle.

Para la cocina puedes colocar alguna cortina o un vinilo translúcido. Así dejarás pasar la luz pero sin que tu gato pueda ver nítidamente el exterior.

Para compensar esto busca otra ventana y coloca una camita o algún elemento en el que pueda descansar. Si no dispone de alféizar y no tienes ningún mueble cerca tienes la opción de las hamacas con ventosas.

Así podrás convertir cualquier ventana en un fantástico mirador para tu gato.

Coloca elementos disuasorios

Habrá hogares que les bastará con los consejos anteriores, pero en muchos otros será necesario ir un paso más allá.

Cambiar el comportamiento de un gato a veces resulta complicado, por eso en este punto quiero darte algunas ideas para conseguirlo.

Se trata de elementos que incomodarán a tu felino cada vez que se suba a la encimera, pero siempre de forma segura y sin hacerles daño. Así se le quitarán las ganas de volver a subir.

Los más recomendables son los siguientes:

  • Cinta adhesiva de doble cara: coloca algo de cinta de doble cara en la zona de la encimera a la que se suela subir. Cuando lo haga notará que se le queda pegada en las patas y se le quitarán las ganas de volver a subir. Procura hacer esto cuando puedas supervisar a tu gato.
  • Bandejas de aluminio con agua: reparte algunas bandejas llenas de agua por la encimera. Así seguro que tu gato ya no ve con tan buenos ojos subirse a esta zona.
  • Spray ahuyentador: existen en tiendas de animales unos pequeños sprays con un sensor óptico que sueltan un chorro de aire cuando detectan movimiento. Son totalmente inofensivos, ya que se trata simplemente de aire, pero funcionarán a la perfección para indicarle a tu gato que no es un lugar al que se deba subir. Simplemente déjalo en el lado de la encimera al que suela acceder y así lanzará un chorro de aire cada vez que se suba.
Spray ahuyentador para gatos

Bote de aire comprimido conectado a un detector de movimiento electrónico
Gas inodoro, inofensivo para el animal y el ser humano
No deja manchas
Dirección del rociador ajustable

Evita los siguientes errores

Con todo lo que hemos visto hasta ahora dispones de suficientes herramientas para evitar que tu gato se suba a la encimera o a cualquier otro mueble de la casa.

Recuerda, se trata de eliminar cualquier motivación que tuviese tu gato por acceder a esa zona y ofrecerle una alternativa igual de interesante. Si combinas esto con algunos elementos disuasorios será cuestión de tiempo que lo consigas.

Pero adicionalmente quiero dejarte algunos errores que debes evitar.

En primer lugar te desaconsejo que le dispares agua con un atomizador cada vez que lo haga. Esta puede parecer una forma muy efectiva de enseñarle, pero en realidad lo que conseguirás es que no se suba cuando estás delante, pero sí que lo hará en cuanto salgas de la cocina.

Además, cada vez que lo hagas empeorarás tu relación con tu gato.

Lo segundo que debes evitar es dejar los restos de comida tras cocinar. Simplemente con el aceite que salta de la sartén es suficiente para llamar la atención de tu gato.

Sé que cuando acabas de cocinar lo primero que quieres es sentarte a comer, pero si dejas la limpieza para luego le estarás dando una excusa perfecta para subir.

Procura realizar una limpieza a fondo después de cada cocinado. Puede resultar aburrido, pero es realmente efectivo.

Por último, también debes procurar retirar cualquier silla o elemento que utilice tu gato para acceder. Hay felinos que no son capaces de subir a la encimera de un salto, por lo que usarán puntos de apoyo intermedios.

Eliminando estas superficies te librarás del problema.

Ahora ya sí tienes todas las claves para enseñar a tu gato a no subirse a la encimera de la cocina.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Última actualización el 2021-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies