Formas de hacer adelgazar a un gato obeso

Un gato con sobrepeso no es un gato sano. Esto nos debe preocupar y no por el aspecto estético. La salud de tu gato es importante y el sobrepeso debe ser tratado como cualquier otro problema. Por eso te pueden interesar estas formas de hacer adelgazar a un gato obeso.

Los gatos obesos se moverán menos, lo que acentuará más su sobrepeso. Esto a la larga les puede acarrear problemas de huesos, articulaciones, tendones… incluso diabetes o problemas respiratorios. Cuanto antes te mentalices en tratarlo mejor para tu gato.

¿Cómo hacer adelgazar a un gato obeso?

La obesidad, como cualquier otro problema de salud, debe ser controlada por el veterinario. Pero en este artículo podrás hacerte una idea de las causas y las medidas que puedes adoptar para superar este problema.

Problemas de salud en gatos gordos

Formas de detectar si tu gato es obeso

Para saber con certeza si tu gato tiene sobrepeso lo mejor es consultar a un especialista pero hay formas de comprobarlo sin salir de casa. Lo más rápido es buscar sus costillas. Palpa a tu gato en busca de las costillas y comprueba si hay un exceso de grasa entre ellas y la piel. Si está en su peso lo normal es que notes una pequeña capa de grasa, pero si está gordo te costará encontrarlas.

En el caso de que conozcas el peso ideal de tu gato podrás saber cuándo empezar a preocuparte. Se considera sobrepeso si tu gato supera en un 10% su peso ideal, y si lo supera en un 20% estaríamos ante un caso de obesidad.

Para averiguar su peso tendrás que pesarte junto con tu gato y después pesarte tú solo. La diferencia entre ambos pesos será el de tu gato.

Razones por las que tiene sobrepeso

Las razones por las que un gato puede llegar a convertirse en un gato obeso son muy variadas. Aquí encontrarás un resumen con las posibles causas:

  • Problemas hormonales. Como puede ser el hipotiroidismo.
  • Edad del gato. A partir de los 5 años de edad son más propensos a sufrir sobrepeso.
  • Actividad. Cuanto más ejercicio haga más calorías quemará. Un descenso de actividad puede producirse por dormir demasiado, vivir en un apartamento (y no salir al exterior), estar esterilizado, jugar poco con él…
  • Compañía. Un gato que vive sin la compañía de otros animales (un segundo gato, un perro…) será más propenso a engordar.
  • Alimentación. Una alimentación incorrecta puede llevar a tu gato a padecer obesidad.

¿Tienes una gata y ha engordado rápidamente? Visita la entrada sobre cómo saber si una gata está embarazada ¡Puede que tengas en camino una camada de gatitos!

Gato con sobrepeso

Cambios en la comida

Una mala alimentación provocará que tu gato engorde. Para conseguir que adelgace toma nota de estas recomendaciones:

  • Nada de picoteo. No te dejes manipular por tu gato y deja de darle alimentos entre horas aunque te lo pida insistentemente. También debes controlar el uso de snacks o golosinas como refuerzo positivo. El picoteo entre horas provocará que aumente de peso.
  • No le des de tu comida. Tampoco debes dejar que coma tu comida. La comida de los gatos está preparada para cubrir todas sus necesidades nutricionales.
  • Controla la cantidad de alimento que come. Puedes basarte en la información que vienen en los envases de comida para gatos o dejarte guiar por el veterinario.
  • Dale el pienso que se corresponde con su edad. Existen diferencias entre la comida que se vende para gatos jóvenes que la que existe para los adultos.
  • Dieta. Puedes pedir a tu veterinario que te elabore una dieta específica para tu felino.

Comida para tratar la obesidad

Cambios en la actividad fisica

El otro pilar fundamental en el control del peso de tu gato es la actividad física.

  • Tu gato necesita atención. Cuando tu gato se acerca y te maúlla debes aprovechar para estar con él. Dedícale tiempo en vez de darle alguna golosina para que te deje tranquilo.
  • Dedica unos minutos al día para jugar con él. Los juegos son la manera perfecta de que haga ejercicio. Reserva 20 minutos al día de tu tiempo para jugar con tu gato. ¡Los dos lo agradeceréis!
  • Busca juguetes que le llamen la atención. Los juguetes que se mueven son ideales para que hagan ejercicio. Tu gato pondrá en práctica sus dotes de cazador. Los juguetes interactivos además estimularán su mente.
  • Un rascador. A parte de para mantener tus muebles a salvo también sirve para que ejercite un poco sus músculos.
  • Un escondite en lo alto. Coloca en alguna habitación un poste o un objeto grande que tenga que escalar y en el que pueda relajarse en la parte superior. Le gustará subirse y al hacerlo gastará energías.
  • Un segundo gato. La compañía de otro felino o de un perro garantizará que tu gato haga el ejercicio suficiente.

Relacionado: ¿Es peligroso para los gatos jugar con el puntero láser?

Que tu gato esté en su peso es síntoma de buena salud. No debes dejar que engorde en exceso, pues será más propenso a padecer problemas. ¡Cuida lo que come y juega con él!

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

3 comentarios en “Formas de hacer adelgazar a un gato obeso”

  1. ¡Impresionante! A pesar de haber muchas palabras lo he leído de un tirón y he bajado a la zona
    de comentarios directamente para agradecerte esta entrada, genial !
    Enhorabuena

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies