Si es la primera vez que tienes un compañero felino puede que no lo sepas, pero los gatos cambian los dientes. Al igual que con los humanos, los gatos también tienen dientes de leche que después cambiarán por los dientes definitivos.

Llegará un día en el que veas uno o dos dientes minúsculos en su cama o algún lugar que haya estado recientemente. No te asustes, el cambio de dentadura es el proceso normal de crecimiento de un gato.

[embedyt] https://www.youtube.com/watch?v=jn5v8hqR644[/embedyt]

 

Te puede interesar: Los bigotes de los gatos: ¿Para qué sirven?

¿Los gatos cambian los dientes?

Los gatitos no tienen dientes al nacer. Durante las dos primeras semanas se alimentarán exclusivamente de la leche de la madre por lo que no necesitarán los dientes para comer. Es durante la tercera semana, momento en el que empieza el destete de los gatos, cuando comenzarán a salir las piezas dentales.

Dientes de leche en los gatos

Dientes de leche

Los dientes de leche comenzarán a aparecer durante la tercera semana, siendo los incisivos los primeros en crecer, y no será hasta la sexta semana cuando se puedan apreciar por completo. En total crecerán 26 dientes y estarán completamente formados al alcanzar el gato la octava semana de vida.

Estos dientes son bastante afilados y harán daño a la madre cuando les alimente. Por esto es recomendable colocar algo de comida blanda a los gatitos para compensar la falta de leche, ya que la madre les irá dejando de alimentar poco a poco.

Dientes permanentes

Pasada una temporada los gatos cambian los dientes de leche por los dientes permanentes. Este es un proceso que tardará un tiempo, y que comenzará a los 3 o 4 meses de edad. Tu felino perderá sus 26 dientes de leche y no será hasta el sexto o séptimo mes de vida cuando tenga la dentadura permanente al completo.

La nueva dentadura será mas completa, ya que contará con 30 piezas dentales. Sumará 4 molares a la dentadura que tenía anteriormente y los dientes serán más duros y resistentes.

Cambios de dientes en los gatos

Lamentablemente este proceso le causará dolor y manifestará sus molestias con los siguientes síntomas:

  • Babeo: experimentará un aumento del babeo
  • Pérdida de apetito: el dolor que siente hará que se le quiten las ganas de comer
  • Necesidad de mordisquear: el gato sufrirá una irritación en las encías que se le aliviará al mordisquear algún objeto
  • Mal aliento

Los dientes de leche se caen por la fuerza que ejercen los dientes permanentes al intentar salir. En este proceso puede surgir alguna complicación si algún diente de leche queda retenido. Es conveniente que vigiles el proceso de cambio de dientes de tu gato y si observas algún problema llévalo al veterinario.