Cómo saber si dos gatos están jugando o peleándose

Es muy entretenido ver a dos gatos jugando. Cuando se ponen a jugar, especialmente cuando son pequeños, es realmente entrañable.

Pero no es de extrañar que en ocasiones este juego suba de intensidad. Puede que uno de los gatos aumente el ritmo y haga movimientos más agresivos, y en estos casos dudamos si siguen jugando o ha pasado a ser una pelea.

Piensa que los gatos juegan a cazar, por lo que se darán con las patas, se morderán y se abalanzarán uno sobre otro.

Para saber si tus gatos están jugando o peleándose te dejo unas cuantas pistas. Con ellas podrás diferenciar ambas situaciones. Además, te explicaré qué hacer en el caso de que el juego de tus gatos acabe en pelea.

Cómo diferenciar un juego de una pelea

Los gatos son animales que exploran los límites cuando juegan. Primero muerden un poco, después lo hacen con más fuerza, después con más fuerza todavía. Y en el momento en el que se pasan el otro gato se queja o se revuelve.

Esta es la manera que tienen de regularse. Así aprender a morder sin pasarse. Por eso muchas veces el juego puede parecer una pelea, ya que escucharemos a uno de los gatos quejarse de dolor.

Pero no quiero que te alarmes. Estas reacciones, siempre que sean puntuales, son parte del juego.

Cuando están jugando uno de los gatos se alejará un poco, hará una pequeña pausa, y posteriormente se abalanzará sobre su compañero. Esto es en realidad un comportamiento de caza.

Cuando cazan a veces reaccionan de esta manera. Una vez han conseguido su presa la dejan con vida, actúan como que no les interesa para posteriormente volver a darles caza.

Con el juego lo que están haciendo es practicar la caza. Ven al otro gato como una presa a la que cazar.

Pero se trata solo de eso: de un juego. Y los mordiscos, zarpazos y revolcones son parte de este juego.

Ahora bien, si están enfadados o molestos actuarán de forma diferente. Lo que harán será alejarse el uno del otro. Cada uno buscará un rincón de la casa y se quedará ahí. Podrán incluso esconderse el uno del otro.

Si ocurre esto es que el juego se les ha ido de las manos y han acabado enfadados.

Además, es normal que en estos casos saquen sus garras y como consecuencia se arranquen algún pequeño mechón de pelo o se hagan pequeñas heridas en la nariz. Es aquí donde debes actuar y cortar el juego.

En el siguiente punto te voy a explicar lo que hacer en estos casos. Pero primero vamos a resumir lo que te debe preocupar y lo que n0.

✅ Está bien:

  • Gruñidos
  • Quejas
  • Revolcones
  • Se dan con las patas
  • Se muerden

⛔ No está bien:

  • Se les eriza el pelo
  • Sacan las garras
  • Se arrancan mechones de pelo
  • Alguno se orina en el suelo
  • Tienen pequeñas heridas en la nariz

Dos gatos jugando

Qué hacer cuando el juego se intensifica uno se asusta

Vale, ya hemos visto las señales para diferenciar el juego de la pelea. Pero, ¿qué deberías hacer en caso de pelea? Si uno de ellos se anima más de la cuenta y hace daño a otro gato deberás intervenir.

No es extraño que esto suceda.

Lo mismo pasa con las personas: cuando dos niños juegan pueden subir el nivel de adrenalina y finalmente acabar haciéndose daño. Es algo que ha pasado en todas las casas.

Pero en estos casos debes calmar la situación y forzar para que se reconcilien. Para ello júntalos de nuevo y sé tú quien dirija el juego.

Utiliza un juguete para liberar su energía y canalizar esa agresividad que puedan tener por las ganas acumuladas de jugar. De esta manera también conseguirás que no sea uno de ellos el que dicte el juego.

Otra ventaja de enseñar a jugar también con los juguetes es que luego los podrás utilizar para el día a día. Te servirá para redirigir su agresividad si te muerde la mano, para cansarle antes de jugar por las noches o para distraerle si araña el sofá.

Nunca es demasiado tarde para reconciliar a dos gatos que se han acabado peleando. Baja un poco el nivel de intensidad y procura que pasen un buen rato con el juego.

Saber si dos gatos están jugando o peleándose

Cómo separar a dos gatos que se están peleando

Lo que debes intentar es no tener que llegar nunca a este punto. Cuando veas indicios de que tus gatos van a acabar peleándose corta el juego y aplica lo que te he explicado en el apartado anterior.

Utiliza un juguete como válvula de escape y controla la intensidad del juego.

Pero si ya es tarde y están en medio de una gran pelea deberán separarlos para evitar que se hagan heridas importantes. Para ello debes tener siempre presente 2 reglas importantes:

  • Regla Nº1: nunca te metas en medio de la pelea. Los gatos están en un estado de excitación máxima, por lo que podrán herirte a ti también.
  • Regla Nº2: distrae su atención. Esto no será fácil, pero deberás encontrar la forma de que dejen de prestarse atención entre ellos.

Si tienes un juguete con cascabel o algún objeto que les guste y haga ruido utilízalo para llamar su atención.

Si con esto es suficiente simplemente utilízalo cuando se peleen, pero si siguen sin hacerte caso deberás hacer algún ruido fuerte. Prueba a dar palmadas o sacude una lata metálica con monedas dentro.

Cuando están muy absortos en la pelea te costará que se distraigan, pero los ruidos fuertes son una buena forma de conseguirlo.

Una vez hayas conseguido que paren de pelear deja que se relajen cada uno por su lado, pero planifica una sesión de juegos para que se reconcilien.

Importante: nunca combatas la violencia con más violencia. Lo que tienes que buscar es que se calmen y se respeten, y eso se consigue dejándoles que se relajen y fomentando los buenos ratos juntos.

¿Quieres aprender otras formas de entretener a tus gatos a parte del juego? Entonces te recomiendo que leas el post en el que te explicamos 10 formas diferentes de entretener a tu gato en casa.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies