¿Tu gato se esconde? Aquí tienes las razones (y 5 soluciones)

¿Tu gato se esconde y no sabes por qué lo hace?

Los felinos son animales reservados y a veces es difícil entender lo que piensan.

Sin embargo, una cosa es segura: los gatos se esconden por una razón.

En este artículo te voy a explicar las razones más comunes por las que tu gato se esconde y te contaré qué soluciones tienes.

Así podrás ayudarle a sentirse más cómodo en su entorno.

¿Qué significa cuando un gato se esconde?

Hay varias razones que llevan a un gato a esconderse, pero se pueden agrupar en 3 actitudes diferentes: gatos que se esconden por largos periodos, los que se esconden de manera puntual y los que antes no se escondía pero ahora sí.

1. Se esconde por largos periodos

Cuando un gato pasa buena parte del tiempo escondido se puede deber a que está siendo intimidado.

Si en tu hogar hay otros animales o niños pequeños, tu gato puede estar llevando mal esta convivencia.

Pero esta no es la única razón. Los gatitos recién adoptados también pasan largos periodos de tiempo escondidos, y esto lo hacen porque todavía no se encuentran con la confianza suficiente como para salir.

2. Se esconde de manera puntual

Si tu gato se esconde de manera puntual debes tener en cuenta que son varios los estados de ánimo que le llevan a hacer esto.

En primer lugar se trata de un comportamiento de gatos estresados. Al esconderse se sienten más seguros, por lo que recurren a esta técnica para combatir el estrés.

Como segunda opción también tenemos el miedo. Un gato temeroso o asustado tratará de retirarse a un lugar apartado para afrontar este miedo.

Las razones que les llevan a sentir este temor pueden ser de lo más variadas, desde una lavadora que hace un ruido fuerte hasta una visita inesperada.

Por último, debes considerar la sobreestimulación. Puede parecerte raro, pero un gato sobreestimulado necesita tiempo a solas para bajar sus revoluciones.

3. Antes no se escondía y ahora sí

Cuando un gato modifica su comportamiento y empieza a esconderse cuando antes no lo hacía es que ha habido un cambio en su estado de ánimo.

Esto ocurre frecuentemente con las mudanzas, ya que el felino todavía no se ha adaptado al nuevo hogar.

Pero el otro motivo es el que más debería preocuparte, y se debe a que tu gatito siente dolor.

Si tu gato entra dentro de este grupo deberías acudir al veterinario lo antes posible para que revise su estado de salud.

Coméntale lo que ha pasado y que le haga un chequeo.

Cuando se trata de un problema de salud la solución pasa por curarle el problema que tenga, pero para el resto de casos te voy a dar algunas recomendaciones.

Qué significa cuando un gato se esconde

¿Qué hacer cuando un gato se esconde?

Lograr que tu gato salga de su escondite puede ser un poco frustrante, por eso te dejo aquí algunas recomendaciones que te serán de utilidad.

– Proporciónale lugares donde se sienta cómodo

Si quieres que tu gato salga de su escondite tienes que cumplir a la perfección con este punto.

Tu gato debe tener varios lugares donde se sienta realmente cómodo.

¿Pero cómo lograr esto? Pues muy fácil: vigilándole.

Controla donde se suele poner en los momentos en los que no está escondido y proporciónale más lugares como ese.

Por ejemplo, si se coloca a la altura del sofá, pon camas en lugares similares o adapta la parte superior de los muebles que estén a esa altura.

Pero no te conformes con esto e intenta ir un paso mas allá.

Pon una cama que sea realmente cómoda en la que se sienta protegido, o si vives en un clima frío coloca una manta térmica.

Estas mantas proporcionan calor a tu gato de forma totalmente segura para él.

¿Pero qué pasa si nunca has visto a tu gato fuera del escondite?

Aquí tendrás que probar diferentes lugares y alturas hasta dar con aquél que le guste.

De entrada evita lugares a la altura del suelo y la parte superior de los muebles más altos. Estos son los lugares donde se refugiará y eso no es lo que queremos.

Más adelante, cuando deje de esconderse, podrás abrir el acceso a estos sitios que de momento debes evitar.

– Anímale a salir con la comida

La comida es tu aliada a la hora de educar a un gato.

En este caso en concreto la puedes usar de dos formas diferentes.

Por un lado, te recomiendo que le des algún alimento sabroso cada vez que haga un esfuerzo en salir de su escondite.

Recuerda: cada avance debe ser recompensado, por pequeño que sea. Con que salga un poco es suficiente para recompensar.

Por otro lado, intenta no dejarle el plato de comida siempre disponible. En su lugar establece horarios de comida en los que poner su alimento.

Pero eso sí. Cuando sea la hora de comer procura que la casa sea un lugar tranquilo.

– Usa el juego

Otra buena idea es utilizar el juego.

De hecho, la mejor manera de que un gato explore y disfrute de todo su espacio es jugando. Pero no vale cualquier tipo juego: deberás hacer un juego de caza.

Esta forma de jugar consiste en mover el juguete imitando el movimiento de un animal. En este artículo explicamos más en detalle cómo jugar con tu gato correctamente.

Piensa que cuando estás jugando con tu gatito se olvida de todo lo demás y disfruta muchísimo.

Pues bien, esto es lo que debes aprovechar para que quiera salir de su escondite.

– Bloquea el escondite

Esta opción solo te la recomiendo si tu felino ya lleva tiempo contigo. Si no ha llegado recientemente y ya has descartado el problema médico es que no tiene la confianza que debería.

Bloquea poco a poco sus escondites para animarle a salir de él.

Pero ten paciencia y dale todo el espacio que necesite.

Antes de comenzar con este punto asegúrate de que tiene lugares seguros por la casa, como camas o muebles donde descansar.

Es una forma de darle un pequeño empujón, pero siempre con comprensión y delicadeza.

– Actúa con paciencia y amor

Si sigues todos estos consejos, seguramente tu gato saldrá de su escondite poco a poco.

Pero recuerda: es un proceso que requiere de tiempo y paciencia. No intentes forzarlo de ninguna manera porque esto puede tener el efecto contrario.

Pero no olvides nunca lo más importante: tu amor. Tu gato necesita sentirse querido y que le comprendas.

Sólo así se sentirá lo suficientemente seguro como para mostrarse como realmente es.

¿Y sabías que existe una forma de decirle que le quieres?

Pues sí, se trata del parpadeo lento, y es una manera efectiva de mostrarle tu cariño y relajarle.

Qué hacer cuando un gato se esconde

¿Te sorprende este punto?

Entonces te recomiendo que veas este otro post en el que te explicamos las formas que tienes de decirle a tu gato que le quieres.

¡Seguro que te sorprenden!

Te servirán para ayudarle a salir de su escondite.

Deja un comentario