Por qué tu gato odia las puertas cerradas

Tu gato odia dos cosas por encima de todo: el agua y las puertas cerradas. Una puerta cerrada supone un insulto para tu felino. Si de él dependiera, todas las puertas estarían siempre abiertas.

Seguramente te has encontrado más de una vez a tu gato maullando frente a una puerta. Lo hace porque te pide, o más bien te exige, que esa puerta esté abierta.

Pero, ¿sabes por qué sucede esto? en este post te voy a dar algunas razones que explican este comportamiento. Y además también te daré algunas ideas para evitar que tu gato abra una puerta si ya ha aprendido a hacerlo.

¿Por qué odian las puertas cerradas?

Son tres las razones que llevan a tu gato a querer que las puertas de tu casa estén siempre abiertas.

– Son territoriales

Los gatos domésticos se han adaptado a la vida dentro de una vivienda, pero no por eso ha perdido algunos de sus instintos más primitivos.

Uno de los que más influyen en su carácter es el instinto territorial. Los felinos ven tu hogar como su territorio, y les gustará recorrerlo entero para mantenerlo controlado e ir dejando su olor por las esquinas.

Puede que pase buena parte del día dormido sobre la cama o el sofá, pero de vez en cuando harán una vuelta de reconocimiento.

El problema aparecerá cuando quiera patrullar una zona de la casa pero no pueda acceder porque hay una puerta cerrada. Sentirá la necesidad de acceder y te maullará para que le facilites el paso.

Quizás se trate de una habitación en la que simplemente quiere mirar o dejar su olor, pero tendrá el instinto de querer entrar a toda costa.

– Sienten curiosidad

Los gatos son animales curiosos. Seguramente más de una vez hayas visto a tu gato profundamente dormido, pero en cuanto te has movido se ha despertado para mirar lo que haces.

Pues bien, esto lo hacen porque tienen la necesidad de saber. El problema viene cuando te has metido en un cuarto y has cerrado la puerta.

¡Así no va a poder ver lo que estás haciendo! Es aquí donde se quejará de que la puerta esté cerrada. Se trata de una barrera que le impide acceder y saciar su curiosidad.

Digamos que se molestará porque no podrá espiar lo que haces. Y te lo hará saber con sus maullidos constantes.

Gato detrás de una puerta

– Son animales sociales

Los gatos tienen la mala reputación de animales solitarios, pero esto no es más que un mito. Son animales tremendamente sociales y cariñosos, y por lo tanto valoran mucho tu compañía.

El mejor ejemplo de esto son las visitas al baño. ¿Alguna vez has ido al cuarto de baño y antes de cerrar la puerta estaba ya tu gato dentro? Bueno, no eres el único. Son muchos los gatos que tienen esta costumbre.

Ahora bien, si tu gato quiere estar a tu lado y no se lo permites se quejará de esa maldita puerta cerrada. ¡Solo quiere tu compañía!

Por lo tanto, si le dejas fuera de tu cuarto por las noches o realizas tareas en alguna parte de la estancia y dejas la puerta cerrada no es de extrañar que antes o después tengas a un gato maullando al otro lado.

Gato empujando una puerta

Soluciones

Ahora que ya hemos repasado todas las causas que llevan a tu gato a comportarse de esta manera vamos a ver qué soluciones hay. Pero no te preocupes, no te voy a proponer que retires todas las puertas de tu hogar. Vamos a ver la primera solución.

– Ventana con vistas

Si la puerta con la que se obsesiona tu gato es la de la entrada tienes una solución muy sencilla. Se trata de proporcionarle un lugar de descanso junto a una ventana con vistas. Así podrán ver todo lo que pasa en el exterior.

También es buena idea si tu casa tiene jardín. Facilita que tu gato te pueda ver mientras trabajas o descansas en el jardín. Así te podrá tener controlado sin tener que salir a la calle.

Para esto puedes acomodar el alféizar de la ventana o colocar una hamaca para gatos con ventosas.

gato maullando a la puerta

– Puerta gatera

¿Tienes un gato al que dejas salir al exterior? Entonces la puerta gatera es perfecta para ti. Se trata de un elemento con el que permitirás el paso del gato sin necesidad de abrir la puerta.

Actualmente hay una gran variedad de diseños, ¡incluso existen gateras que leen el microchip de tu gato! De esta manera te asegurarás que no entra otro felino que no sea el tuyo.

– Más entretenimiento

En ocasiones el aburrimiento llevará a tu gato a querer acompañarte a todas partes. Esto en realidad es muy normal, ya que si tiene poco entretenimiento al final serás tú quién le proporcione la diversión.

Las formas que tienes de entretener a tu gato son muy diversas. Si quieres saber cuáles son visita el post en el que te mostramos 10 formas distintas de entretener a tu gato dentro de casa. Verás como son muy sencillas de llevar a cabo.

gato subido a la puerta

Gadgets para gatos que saben abrir las puertas

Hay un problema añadido con los gatos que odian las puertas cerradas, y es que algunos acaban aprendiendo a abrirlas.

Puede resultar gracioso ver a tu gato tirando del manillar de la puerta, pero deberás tener cuidado con esto ya que podrá abrir la puerta de la calle o acceder a alguna habitación que no sea segura para él.

En estos casos lo mejor es que utilices bloqueos de seguridad para puertas. Aquí tienes algunos ejemplos para que veas cómo funcionan.

Se trata de sencillos sistemas de bloqueo que se utilizan para hogares con niños pequeños, pero que funcionan a la perfección en estos casos.

Es mejor utilizar estos sistemas, ya que son plenamente seguros para tu gato. Te serán de gran utilidad si tu gato a aprendido a abrir el grifo del baño o si es capaz de abrir la puerta de la calle.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Última actualización el 2021-04-15 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies