La duración del embarazo en los gatos dura aproximadamente un par de meses y no es hasta transcurrido el primer mes cuando se les nota la tripa hinchada. Pero, ¿cómo saber si una gata está embarazada durante la primera parte del embarazo?

Existen síntomas que te pueden dar pistas para saber si tu gata se encuentra en estado de gestación. Hay cambios en su cuerpo y en su comportamiento que te indicarán que se acerca el nacimiento de una camada de gatitos.

Relacionado: ¿Cuándo abren los ojos los gatos?

Cómo saber si una gata está embarazada

Si necesitas saber con certeza si tu gata está embarazada lo mejor es que acudas al veterinario. Nadie mejor que él te lo podrá confirmar. Pero si ves que tu gata se comporta diferente y sospechas que esté embarazada o simplemente tienes curiosidad aquí tienes unos cuantos síntomas que te ayudarán a averiguarlo.

Cómo saber si una gata está preñada

¿Cuánto dura el embarazo?

El embarazo en los gatos dura menos que en los humanos, situándose entre los 60 y 67 días. Al comienzo del embarazo será complicado ver los síntomas, pero a partir de los 15 o 18 días podrás ver cambios en su comportamiento. No será hasta pasado el primer ves cuando veas cambios físicos en su cuerpo.

Si tienes sospechas que que está embarazada evita vacunarla o darle medicamentos. Puede resultar perjudicial para su salud a la de sus gatitos. Para evitar problemas si tienes que darle algún medicamento lo mejor es que acudas al veterinario si ves indicios de embarazo.

Cambios físicos

Al principio necesitarás prestar atención para notar los cambios físicos pero a medida que avance el tiempo éstos irán siendo más evidentes:

  • Aumento de tamaño de las mamas. Al comienzo del embarazo las tetillas de tu gatas se hincharán levemente. Puede que segreguen un poco de leche.
  • Pezones rosados. A parte del aumento de tamaño los pezones también experimentan un enrojecimiento. Este puede que sea el primer síntoma del que te des cuenta.
  • Aumento de peso. Paulatinamente tu gata irá cogiendo peso, pudiendo aumentar entre 1 y 2 kg.
  • Hinchamiento de barriga. Cuando veas que empieza a hincharse la barriguita de tu gata podrás dar por asegurado el embarazo. Esto se produce tras el primer mes, por lo que podrás empezar la cuenta atrás para el nacimiento de los gatitos.

Cambios físicos de una gata embarazada

Si se produce el hinchamiento de la barriga pero no ves ninguno de los demás síntomas del embarazo habla con el veterinario. El hinchazón podría tratarse de alguna enfermedad.

Cambios en el comportamiento

El cuerpo de tu gata cambiará con el embarazo pero no será lo único. Su comportamiento también se verá afectado y estos son los cambios que experimentará:

  • Cambios de apetito. Lo más probable es que notes primero una falta de apetito, pero en el transcurso del embarazo pasará por momentos en los que necesite comer más de lo normal.
  • Menos movimiento. Lo notarás a la hora de jugar. Seguramente siga jugando contigo pero lo hará con más precaución. Evitará los saltos y no será tan agresiva.
  • Más horas de sueño. Dormirá más tiempo. También es probable que se mantenga más calmada y busque lugares tranquilos de la casa.
  • Cambio de actitud. Podrá cambiar hacia una actitud más cariñosa o, si de normal no tiene un comportamiento cercano, se vuelva más arisca. En el segundo caso intentará mantenerse alejada de ti.
  • Se aleja de otros gatos. Si convive con más gatos o es una gata que sale al exterior evitará cualquier acercamiento con el resto de gatos.

Comportamiento de una gata embarazada

Comportamiento antes del parto

También encontrarás síntomas que indiquen que tu gata está a punto de dar a luz. De esta manera podrás prestar más atención a su estado y estar preparado por si tienes que ir al veterinario de urgencia.

  • Dejar de comer. Rechazará por completo la comida.
  • Maullará más de lo normal. Se mostrará inquieta y maullará con más insistencia.
  • Lamerse los genitales. Lo hará con frecuencia.
  • Su temperatura corporal bajará. Mientras que de normal su temperatura corporal es de 38-39 ºC, horas antes del parto descenderá hasta los 37 ºC.
  • Hacer un nido. Buscará un lugar que sea tranquilo y apartado y cuando ya lo tenga formará un nido. Llevará mantas y trapos para que sea un lugar cómodo. Puedes ayudar en esta labor y colocar cerca del nido agua, comida y el arenero. También aceptará alguna manta limpia con la que poder hacer una cama calentita.
  • Contracciones. Observarás como empieza a sufrir fuertes contracciones abdominales que cada vez serán más frecuentes.
  • Secreción. ¡Cuando veas la secreción vaginal prepárate para recibir a los gatitos!

Ya tienes unas cuantas pistas sobre cómo saber si una gata está embarazada. Si finalmente tu gata está embarazada, ¡enhorabuena! Te espera un proceso muy especial y bonito.


Fuente: purina