Cómo jugar con un gato para que se divierta y se canse

Saber jugar correctamente con tu gato es importante, ya que esta es la mejor manera de que haga ejercicio y de que tenga estímulos en su día a día.

A diferencia de ti, que sales a la calle, interactúas con otras personas o ves una serie en Netflix, tu gato está todo el día metido en casa sin hacer nada. Haz que tenga un rato al día de sesión de juego. Esto le hará enormemente feliz.

Además, saber cansar a tu gato es muy útil si no te deja dormir o si necesitas que esté relajado para afrontar alguna situación de estrés. Vamos a ver en detalle el proceso que debes seguir.

Estimula sus instintos de caza

Para entender cómo puedes jugar con tu gato es recomendable que te pares un momento a pensar en cómo actúan sus hermanos salvajes en la naturaleza.

Los leones o los leopardos esperan pacientes mirando a sus presas y analizando la situación. Aguantan el tiempo que sea necesario hasta que ven el momento correcto para lanzarse al ataque. Una vez consideren que van a tener éxito exprimen sus energías al máximo para dar caza a la presa.

Todo este proceso de caza se puede resumir en 4 etapas:

  • Acechar
  • Capturar
  • Matar
  • Comer

Este tipo de situaciones son las que debemos recrear con nuestros gatos, pero adaptando la situación a nuestro hogar y con un juguete de por medio. El objetivo es pasar por estas 4 etapas utilizando el juego.

Si conseguimos asemejar el juego a un momento de caza conseguiremos que nuestro felino disfrute enormemente y ponga todas sus energías en el rato de juego que estemos con él.

Para ello no necesitas juguetes caros y sofisticados, con circuitos electrónicos ni inteligencia artificial. Solo necesitas el juguete más sencillo y barato de todos: una caña con plumas.

Vamos a ver ahora cómo usarla correctamente.

Cómo jugar con tu gato para que disfrute

Hay que empezar por la primera etapa. Se trata de provocar al gato para que aceche al juguete.

El error más común es mover la caña de lado a lado esperando simplemente a que tu gato se anime a cazarla. Si tu gato es activo entrará al juego, pero lo normal es que no suponga ningún estímulo para él y acabe evitando el juego.

Lo mejor que puedes hacer es imitar el movimiento de un animal para activar sus instintos. Es entonces cuando pondrá toda su atención. Al final del post te cuento los diferentes movimientos que puedes hacer con la pluma.

Si lo haces correctamente llegará la segunda etapa: capturar. Aquí es cuando tu gato irá tras la pluma. Es en este momento en el que gastará más energía. Aprovecha para que se mueva y que cazar la caña sea un reto.

Pero no caigas en el error de mover y mover la pluma sin que tu gato sea capaz de alcanzarla. De vez den cuando tendrás que dejar que la atrape, ya que tu gato necesita capturar a la presa para disfrutar del juego.

Cuando lo haga déjale unos segundos para que disfrute de su victoria. Este tiempo en el que le dejamos con la pluma sería el equivalente a matar. Un león acabará con la vida de su presa, pero tu gato simplemente morderá la pluma.

Pero pasados estos segundos vuelve de nuevo a mover la caña para continuar con la sesión de juegos.

Jugar con tu gato

El momento de cansar de verdad a tu gato

Todo este proceso que acabamos de ver en el que el gato acecha, captura y mata al juguete es un ciclo que terminará cuando el gato deje de jugar.

Aquí es recomendable que dejes a tu gato descansar durante un par de minutos, así bajará las pulsaciones y recuperará el aliento, pero pasado este tiempo puedes volver a empezar otro ciclo.

Provoca de nuevo a tu felino con la pluma e intenta que entre al juego. Haz igual que hacías antes, dejándole que atrape el juguete de vez en cuando, y continúa hasta que tu gato vuelva a parar.

Puedes hacer 3 o 4 ciclos de juegos. Notarás que cada ciclo tiene una duración menor, ya que tu gato se va cansando.

Este tira y afloja entre activar a tu felino y darle pequeños descanso te ayudará a alargar más las sesiones de juego y lograrás que se canse. Esto te servirá si quieres que pase la noche tranquilo o necesitas que gaste toda su energía para ayudar a relajarle.

Sabrás que tu gato ya ha llegado al final de sus energías cuando ya juega únicamente tumbado o apenas hace un esfuerzo por perseguir la pluma. En este momento ya puedes dar por finalizado el juego, no es necesario que continúes.

El premio final

Durante toda la sesión de juego has buscado las 3 primeras etapas, pero le queda la última: comer.

Es buena idea darle de comer al terminar la sesión de juego. Piensa que ha estado cazando a sus presas y ha puesto toda su atención y energía en ello, ¿por qué no obtiene alimento a cambio?

Los animales salvajes comen tras la caza, y tu gato disfrutará el doble si también come tras el juego.

Además, la sesión de juego será más interesante para él si obtiene esa recompensa al final. De esta manera será más fácil que entre al juego la siguiente vez. Tendrá un mejor recuerdo y asociará el juego como algo muy positivo: liberará energía y conseguirá su alimento.

Formas de mover la pluma

Mover la pluma correctamente hará que tu gato preste más atención. Para saber cómo hacerlo basta con fijarse en la naturaleza y hacerlo como se moverían los animales que le gusta cazar. Vamos a repasar las 3 opciones principales:

  • Imitando a un pájaro: Mueve las pluma por el aire para llamar la atención de tu gato pero cada cierto tiempo apóyala en el suelo. Imita a un pájaro que revolotea por la casa pero que cada pocos segundos aterriza en el suelo para descansar.
  • Imitando a un ratón: Manteniendo la pluma siempre en contacto con el suelo haz movimientos inesperados y luego mantenla totalmente quieta por unos instantes. Los ratones tienden a quedarse quietos para luego retomar la marcha en cualquier dirección.
  • Imitando a un conejo: Juega con los muebles para mover la pluma por la casa. Ve desplazándola de manera que se oculte durante unos segundos tras un mueble o al girar una esquina. Al igual que un conejo se mete en un arbusto y no sabes por dónde va a volver a salir, con la pluma y los muebles debes hacer lo mismo.

Esto son 3 ideas de movimientos que puedes utilizar para llamar la atención de tu gato. Utiliza la que mejor funcione o busca una nueva.

Recuerda que tendrás que adaptar la intensidad del juego a la edad de tu gato. Si ya está en una edad avanzada será suficiente con un pequeño esfuerzo, pero juega con él. Liberará energía y será un gato más feliz.

Cómo jugar con tu gato correctamente

El objetivo de estas sesiones de juego es que tu gato se lo pase bien, no en que tu te pases un rato divertido viendo como intenta cazar una pluma sin conseguirlo.

Adapta el juego para su satisfacción, imita el movimiento de algún animal en la naturaleza y deja que lo atrape de vez en cuando. Aprende el mejor juego para que tu gato disfrute, y como consecuencia tendrás un gato feliz que tú podrás disfrutar cada día.

No te lo tomes como un trabajo, pero sí deberías intentar hacerlo a diario. Tener un gato conlleva hacer algunos esfuerzos por cuidarle y este es uno de ellos.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies