¿Tu gato te lame la piel o el pelo? ¿Le gusta lamerte cuando te relajas en el sofá? Este comportamiento es perfectamente normal, y son varias razones las que les llevan a hacerlo.

No debe importante que lo haga, pero es cierto que su lengua es áspera y puede llegar a molestar si lo hacen repetidamente sobre nuestra piel. Al final del artículo tienes algunos consejos para conseguir que deje de lamerte.

Posibles razones por las que te lame tu gato

Aquí tienes las diferentes razones por las que tu gato te lame:

1. Te está mostrando cariño

La principal razón por la que tu gato te lame es para demostrar su afecto. Piensa que los gatitos durante sus primeras semanas de vida reciben los lamidos de su madre. La gata no lo hace exclusivamente para mantenerlos limpios, es también una muestra de afecto.

Este comportamiento se les queda grabado y luego lo replican con aquellas personas o animales con las que quieren mostrar su cariño. Es un comportamiento natural con el que expresan un sentimiento.

2. Está marcando su territorio

Los gatos son animales territoriales y utilizan sus feromonas para marcar su territorio. Puede suceder que tu gato orine en el lugar en el que vive (si es tu caso visita nuestra guía para enseñarle a usar siempre el arenero), pero no es la única forma que tienen de marcar el territorio.

Al igual que frotan la cabeza contra ti para impregnarte con su olor, pueden utilizar los lamidos con el mismo objetivo. Al lamerte te están marcando como parte de su territorio de una manera muy afectuosa.

Esto quiere decir que eres importante para él y quiere que los demás lo sepan. Si otro gato te huele detectará el olor de tu felino.

3. Sufre ansiedad

Una de las razones por las que los gatos se lamen es para relajarse. Este comportamiento de lamerse el pelo les hace distraerse y tranquilizarse.

El problema viene cuando se lamen en exceso. Cuando lo hacen es muy probable que se trate de un síntoma de ansiedad. En estas situaciones les suelen aparecer calvas o zonas con menor cantidad de pelo.

Si observas que te lame en exceso y además muestra pequeñas zonas con pérdida de pelo deberás preocuparte. Haz una visita al veterinario y explícale que crees que está sufriendo estrés. Deberás actuar para eliminar la causa de la ansiedad.

4. Te está limpiando

A los gatos les gusta la limpieza y si tu gato considera que no estás lo suficientemente limpio te ayudará con esta labor.

Esto sucede porque te considera parte de su familia y como tal intentará cuidar de ti. Su lengua es la herramienta que utilizan para limpiarse y la pondrás a tu disposición para ayudarte.

5. Quiere que le prestes atención

Los gatos, al igual que las personas, pueden llegar a aburrirse. Si es el caso de tu felino intentará llamar tu atención para que le proporciones entretenimiento.

Si es un gato tranquilo te pegará algunos lametazos para que juegues con él, pero si es más nervioso podrá llegar a morderte. Dedica un tiempo de juego para que se divierta y gaste energía.

También puede suceder que su llamada de atención se deba a que se encuentra mal. Tendrás que fijarte bien en su actitud para intentar entender cuál es su preocupación. Ya hemos visto que una de las razones puede ser la ansiedad, pero también puede tener algún problema que tendrás que solucionar.

6. Sabes bien

También puede suceder que tu gato decida lamerte porque tienes algo sobre la piel que le interesa. En este caso no es para relajarse ni demostrar su cariño, simplemente te está saboreando.

Una crema para la piel con sabor, una mancha de comida, tu propio sudor… si el sabor le parece interesante te comenzará a chupar para comérselo.

Mi gato me lame

Cómo hacer para que deje de lamerte

Si tu gato llega a hacerte daño al lamerte necesitarás descubrir la forma para que deje de hacerlo. Esto puede llegar a suceder, ya que en su lengua hay multitud de papilas en forma de púas.

Para que te hagas una idea, las papilas están compuestas del mismo material que sus garras, aunque son de un tamaño mucho menor. Por esta razón su lengua se nota tan áspera.

Al tener las papilas orientadas hacia atrás consiguen eliminar la suciedad de su pelo, consiguiendo mantenerse limpio por su cuenta.

Vamos a repasar las formas que existen para que deje de lamerte:

– No recomendable: desanimarle a hacerlo

Una solución es aplicando sobre tu piel alguna sustancia cuyo sabor le desagrade a tu gato. De esta manera aprenderá a no lamerte más, pero tiene una parte negativa: te asociará con esa experiencia desagradable.

Un acto que hace para demostrarte su afecto será sinónimo de una sensación molesta. Conseguirás que deje de lamerte, pero también se le quitarán las ganas de mostrar su cariño hacia ti.

– Recomendable: redirigir su atención

Lo mejor es distraer a tu gato en el momento en el que te vaya a lamer. Es un método más lento que el anterior, pero desde luego es mucho más interesante.

Para ello puedes usar el juego como método de distracción. Si lo haces, estarás reforzando vuestro vínculo al mismo tiempo que se divierte y se olvida de lamerte.

Si este comportamiento se vuelve muy recurrente podrás alejarte cuando lo haga. Por ejemplo, si no quieres que te lama la cara, cuando vaya a hacerlo gira tu cabeza y acaríciale tu a él.

En casos más extremos puedes probar a marcharte cuando empiece a lamerte. Si mantienes la constancia acabará por entender que a ti no te debe lamer.