¿Tu gato no te deja dormir? Sigue estos consejos

¿Tu gato maúlla en mitad de la noche y no te deja dormir? ¿Te exige que le des de comer o que le hagas caso? No te preocupes, es una actitud normal en los gatos.

En este post veremos por qué hace esto y cuál es la mejor forma para que duerma toda la noche. Se trata de un proceso en 5 pasos que deberás seguir. Si lo haces, conseguirás descansar y que tu gato te deje tranquilo hasta que llegue la mañana.

¡Vamos a ver en qué consiste!

Ritmos circadianos

Antes de pasar a los consejos quiero que entiendas la importancia de los ritmos circadianos. Estos ritmos establecen la actividad biológica de los mamíferos, y podemos diferenciar tres tipos:

  • Ritmos circadianos diurnos
  • Ritmos circadianos nocturnos
  • Ritmos circadianos crepusculares

Pues bien, aquí está el problema, ya que tu gato tiene un ritmo circadiano crepuscular mientras que el tuyo es diurno.

Los gatos son animales crepusculares. Esto quiere decir que su pico de actividad se sitúa en el amanecer y en el anochecer. Estos dos momentos del día son los mejores para dar caza a sus presas, por lo que tendrán mayor energía.

Todos los esfuerzos para que tu gato te deje dormir van a ir enfocados a modificar su ritmo circadiano y hacerlo coincidir con el tuyo.

Pero no te preocupes, aunque nunca hayas escuchado hablar de estos ritmos, modificarlo es fácil. Sólo tienes que seguir los consejos que te voy a dar y mantener una gran constancia.

Al final conseguirás que tu gato, al igual que tú y tu familia, duerma y esté tranquilo durante toda la noche.

Ahora sí, vamos a ver cuáles son los pasos que debes seguir.

Tu gato maúlla por la noche

Cómo conseguir que tu gato te deje dormir

Si quieres lograr el éxito y descansar como una persona normal no te saltes ninguno de estos 5 pasos. Toma nota de todos ellos.

Paso 1: establece un horario para sus comidas

¿Le dejas a tu gato comida en el plato siempre disponible? Bien, pues ha llegado el momento de dejar de hacerlo.

El control de la alimentación será una de tus principales bazas para conseguir cambiarle el ritmo circadiano.

Dejarle el alimento siempre a su alcance no es una mala práctica, pero estarás desaprovechando una gran oportunidad para regular sus digestiones.

Lo que tienes que hacer es lo siguiente: cada día ve reduciendo la cantidad de comida que le dejas disponible en su plato. No hagas el cambio de golpe, ya que esto enfurecerá a tu gato.

Tienes que intentar que sea de forma gradual. Que simplemente note que cada vez deja el plato vacío más rápido.

Al hacer esto evitarás que se encuentre en una fase de digestión constante durante todo el día.

Lo ideal es aliméntale cada 6 u 8 horas, procurando que tenga 3 comidas al día. Y esto lo conseguirás controlando lo que come y cuándo lo come.

Paso 2: juega con tu gato

Aproximadamente 2 horas antes de que te vayas a la cama dedica un rato a jugar con tu gato. Intenta que no sea simplemente un juego de 5 minutos: deberás lograr que se canse físicamente.

Si quieres aprender más sobre esta forma de jugar con tu felino para que gaste energía no te pierdas el post en el que te lo explicamos en detalle.

En resumidas cuentas lo que tienes que lograr es asemejar el juego a un acto de caza. Activa a tu gato con algún juguete, procura que se esfuerce para alcanzarlo y finalmente déjale disfrutar de su recompensa mordiendo el juguete.

Será una gran satisfacción para él al mismo tiempo que libera energía. Esto le ayudará enormemente a pasar toda la noche tranquilo.

Paso 3: dale de cenar

Después de jugar con tu gato llega el momento de que llene su barriga: es la hora de darle de cenar. Procura hacer esto unos 90 minutos antes de irte a dormir.

Ponte en el lugar de tu gato: ¿Qué hay mejor tras de un rato de caza que una buena ración de alimento? Lo que estás consiguiendo es ir dirigiendo el estado de energía de tu felino.

Ponle el alimento en su cuenco y deja que cene tranquilamente. Este es un buen momento para que cenes tu también.

De esta manera eres tú quien controla el momento en el que tu gato va a realizar su digestión. Y el mejor momento es este.

Paso 4: llega el momento de relajarse

Ya ha tenido su rato de juego y su alimento. Lo que hará a continuación será relajarse, y para esto no hay nada mejor que una buena sesión de limpieza.

Verás como tu gato se va a un sitio tranquilo y se empieza a lamer. Dedicará un rato a limpiarse, y poco a poco se irá relajando.

Es importante que tu nivel de energía sea también bajo. Recuerda que estamos intentando dirigir su ritmo vital, por lo que deberás evitar poner música alta, dejar que los niños jueguen por la casa o volver a jugar con tu gato.

Este es el momento previo a dormir, y debemos dejar que nuestro felino se relaje.

Paso 5: mantente firme

Todo lo que hemos visto hasta ahora es fácil de realizar. Pero este último paso… sí que supondrá un gran reto para ti.

Se trata ni más ni menos que de ignorar a tu gato. Y cuando digo ignorar, me refiero a ignorarle por completo.

Todo lo que podías hacer antes de irte a dormir lo has hecho a la perfección, pero sobre las 3 de la madrugada tu gato se despertará y volverá a estar inquieto. Se acercará a tu cama y te intentará despertar.

Pues bien, aquí debes ser firme. No le des de comer ni juegues con tu gato. Ni siquiera le des una pequeña golosina o le hables.

En esta última fase para modificar su ritmo circadiano tienes que dejar que sea tu gato el que se regule.

Te aviso: no será fácil. Te llevará mínimo una o dos semanas, pero pasado este tiempo tu gato se dará por vencido.

Aprenderá que debe seguir tranquilo, y que tiene que esperar a la mañana para poder recibir alimento de nuevo.

Será duro, pero una vez lo consigas ya le habrás enseñado que no va a conseguir nada por ir a despertarte. Además, le ayudarás con la sesión de juegos y el control de las comidas para que aguantar toda la noche sea más fácil.

Tu gato te despierta por la noche

Conseguir que tu gato te deje dormir toda la noche pasa por hacer coincidir su ritmo circadiano con el vuestro, y para ello tienes los 5 pasos que te he explicado a lo largo de la entrada.

Deberás ser firme y cumplir todos ellos en el orden que te he mostrado. Si te mantienes constante lograrás descansar y tener las energías necesarias para afrontar el resto del día.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies