¿Tu gato te acompaña al baño? Descubre por qué lo hace

¿Cuándo vas al baño tu gato te sigue y no sabes por qué?

No eres el único.

Muchas personas publican fotos de sus gatitos tumbados a sus pies cuando van al baño, pero pocos saben decir por qué ocurre esto.

En este artículo te voy a explicar las razones de este comportamiento, y así sabrás por qué tu gato te persigue cuando vas a hacer tus necesidades.

No te lo pierdas.

1. Necesita estar a tu lado

Esta es la razón más común y la que se aplica en la mayoría de los casos: tu gato necesita estar a tu lado.

Los gatos son animales que disfrutan tu compañía, y si vas al baño querrá aprovechar ese tiempo para estar a tu lado.

Esto sucederá de forma más frecuente si pasas muchas horas fuera de casa. Cuando llegues y entres al baño lo que querrá es estar contigo, y por eso se tumbará a tus pies.

Aunque esta es la causa más común por la que tu gato te sigue al baño no tiene por qué ser la que se aplica a tu caso.

Existen otros motivos que provocan este comportamiento.

Tu gato necesita estar a tu lado en el baño

2. No puede ver una puerta cerrada

Los gatos son animales tremendamente curiosos, y si hay algo que no soportan los animales curiosos son las puertas cerradas.

Él sabe que cuando entras al baño cierras siempre la puerta, por lo que querrá entrar para saber lo que ocurre ahí dentro.

Si quieres aprender más sobre esto te dejo al artículo en el que explicamos detalladamente por qué los gatos odian las puertas cerradas.

Si esta es la razón por la que tu gato te quiere acompañar siempre al baño tendrás que decidir si quieres que entre contigo o si prefieres que se quede fuera maullando para que le abras la puerta.

O si no te gustan ninguna de las dos ideas, siempre puedes instalar una puerta gatera en tu baño.

Gato mirando la puerta cerrada de un cuarto de baño

3. Quiere beber agua

Hay algunos gatos a los que les encanta beber agua corriente y harán todo lo posible para conseguir un sorbo.

Los baños tienen la particularidad de que cuentan con varios grifos, y tu gato lo sabe.

Si tu gato te acompaña al baño pero lo que hace es quedarse al lado de alguno de los grifos, es que simplemente quiere agua fresca.

Y está aprovechando el momento en el que entras para pedírtela.

En el caso de que tu gato te siga por necesidad de beber puedes plantearte comprarle una fuente para gatos.

Son realmente baratas y simulan a la perfección al agua corriente que puede ofrecer un grifo.

Gato bebiendo agua del grifo del baño

4. Está aburrido

El papel higiénico, un grifo del que gotea agua, la toalla de la ducha… en el baño tenemos varios elementos que pueden proporcionar entretenimiento a tu gato.

¿Te parecen poco interesantes? Bueno, piensa que si tu gato está aburrido cualquiera de estos objetos le servirá como entretenimiento.

Cuando te acompaña al baño podrá interactuar con cualquiera de estos objetos. ¡O incluso contigo mismo!

En el baño tienes menos cosas que hacer, y es más probable que prestes atención a tu felino. Y eso él lo sabe.

Pero ten cuidado, porque algunos de los objetos que hay en el baño pueden ser peligrosos para tu amigo felino.

Por ejemplo, si tienes un armario con productos de limpieza es mejor que lo cierres para que tu gato no pueda entrar e ingerir alguno de esos productos tóxicos.

Gato aburrido destrozando un papel higiénico

5. Tiene calor

El baño suele ser una de las estancias más frescas de la casa.

Si has notado que a tu gato le gusta dormir en el baño o siempre va allí cuando quiere echarse una siesta, puede ser porque está buscando ese frescor.

Puede ocurrir que dejes normalmente la puerta del baño cerrada, por lo tu felino esperará a que entres para poder acceder y tumbarse en el lavabo o en el suelo frío del baño.

Si este es tu caso te animo que le dejes acceso para poder entrar cuando quiera. Así regulará su temperatura y descansará en un lugar fresco.

Gato con calor en un cuarto de baño

6. Necesita algo

Esta sexta y última razón puede ser la que se aplique en tu caso, pero tendrás que fijarte bien en tu gato para saberlo.

Otra de las posibilidades por la que tu gato te acompañan al baño porque necesita algo. Y cuando pasa esto es común que se queden sentados mirándote.

Por ejemplo, puede tener hambre, ganas de jugar o simplemente se encuentra mal.

Si crees que tu gato te acompaña porque necesita algo tendrás que prestarle atención para saber qué quiere.

En el momento en el que abras la puerta para salir sigue a tu felino a ver dónde se dirige. Eso te dará una pista de las necesidades que tiene.

Gato mirando serio desde el servicio

Ahora que hemos repasado las 6 razones que llevan a tu gato a acompañarte al baño, ¿Cuál dirías que aplica a tu felino?

Te leo en los comentarios.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies