¿Tu gato no para de maullar? Aquí tienes 7 razones

Entender la razón por la que tu gato no para de maullar es el primer paso para que deje de hacerlo.

¿Tu gato es de los que maúlla sin parar? No te preocupes, a lo largo de este artículo te voy a explicar todas las posibles razones por las que lo hace.

Una vez identifiques cuál es la que aplica a tu gato podrás trabajar en que deje de maullar tanto.

Solo así conseguirás volver a ese preciado silencio en casa.

Vamos con la primera.

1. Es un problema de salud

No quiero que te asustes, pero una de las razones que lleva a los gatos a maullar insistentemente son los problemas de salud.

Es cierto que los gatos tienden a ocultar su dolor o malestar, pero en ocasiones maúllan para pedirte ayuda.

En este caso debes hacerte la siguiente pregunta ¿Tu gato ha empezado a maullar de repente?

Cuando un gato que apenas vocalizaba empieza a maullar de forma insistente es porque algo ha cambiado, y debes preguntarte si se trata de algún problema de salud.

En este caso te recomiendo que te acerques al veterinario para que le haga un chequeo.

Coméntale que ha empezado a maullar y deja que compruebe su estado de salud.

2. Es el celo

Tanto si tienes una gata como un gato, la época de celo puede desencadenar una gran oleada de maullidos.

Durante estos días de celo las hormonas se alteran y eso dará lugar a excesivas vocalizaciones.

Para ambos casos, tanto si se trata de un gato como de una gata, debes considerar la castración o esterilización.

Lo sé, lo sé. Supone dar un gran paso, pero en muchas ocasiones al hacerlo mejoramos la vida de nuestros felinos.

Antes de tomar la decisión coméntalo con tu veterinario de confianza para que te resuelva todas las dudas.

Si los maullidos son provocados por el celo, este procedimiento lo solucionará.

3. Tu gato se hace mayor

Cuando los gatos llegan a la vejez puede aparecer la demencia senil.

Este problema provoca que los gatos se desubiquen y no sepan bien dónde se encuentran.

Si tu gato la padece y se encuentra desubicado empezará a maullar. Podrá hacerlo a un objeto, al aire o a directamente a ti.

Si sospechas que esta es la causa háblalo con tu veterinario. Él te podrá confirmar el diagnóstico.

Y si es el caso te explicará la mejor manera de proceder.

4. Está buscando tu atención

Otra de las razones que puede llevar a un gato a maullar sin parar es porque, simplemente, te está llamando.

Está claro que tu gato te quiere y desea estar contigo, pero que lo exprese de esta manera no es lo más aconsejable.

Si es tu caso seguramente tengas un gato muy dependiente, y esto puede dar pie a problemas graves como la ansiedad por separación.

Solucionar esto es complicado, ya que si le acaricias o le das un premio cuando te maúlla lo que consigues es reforzar este comportamiento.

Debes evitar acudir a sus llamadas pero asegúrate de que tiene una vida equilibrada.

Proporciónale ratos de diversión, ratos de mimos, pero también procura que tenga ratos de estar solo.

5. Está aburrido

Pues sí. Los gatos también se aburren. De hecho no es raro que lo hagan, ya que pasan las 24 horas del día metidos en tu hogar.

Cuando un gato está aburrido te lo puede hacer saber de diferentes formas, y el maullido es una de ellas.

Aquí la solución es fácil: proporciónale entretenimiento.

¿No sabes cómo? Pues toma nota de estos consejos:

  • Juega con él cada día
  • Coloca rascadores por la casa
  • Gatifica tu hogar
  • Facilítale que pueda mirar por la ventana
  • Considera adoptar un segundo gato

Haciendo esto eliminarás por completo su aburrimiento, pero si quieres ampliar la información te dejo el artículo en el que te explicamos cómo entretener a un gato dentro de casa.

Así no se aburrirá nunca más.

6. Ha habido cambios en el hogar

Los gatos son animales que aman la rutina.

Necesitan tener todo controlado y saber lo que va a pasar a cada momento del día.

Pero si esto no se cumple aparecerá el estrés.

Un gato que ve cambios en el hogar se estresará, y esta ansiedad le llevará a maullar.

Los cambios pueden ser desde la preparación para una mudanza hasta la llegada de un nuevo miembro de la familia.

En cualquier caso, lo que te recomiendo es que si vas a realizar algún cambio en el hogar, lo hagas de forma progresiva.

Deja que tu gato vaya viendo pequeños cambios, pero de forma gradual.

Si el cambio se produce de un día para otro perturbará la estabilidad de tu gato.

7. Tu gato es así

La última de las razones no te va a gustar tanto.

Y es que, en ocasiones, los gatos simplemente maúllan porque son así.

Ciertas razas orientales, como los gatos siameses, son más propensas a vocalizar. Pero eso no quita que cualquier gato pueda ser tremendamente parlanchín.

En estos casos deberás esforzarte en que tu gato esté completamente equilibrado.

Si hace suficiente ejercicio, está entretenido en el día a día y se encuentra bien de salud minimizarás las opciones de que maúlle.

Pero si es hablador por naturaleza tendrás que hacerte a la idea de que no va a cambiar.

Vas a tener que quererle tal y como es.

¿Has identificado cuál es la razón por la que tu gato maúlla? Si es así escríbemela en los comentarios.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies