¿Los gatos son capaces de reconocer a sus dueños?

¿Vas a dejar a tu gato unos días al cuidado de otra persona y no sabes si a tu vuelta te reconocerá? ¿O crees que tu gato no te reconocería de entre un grupo de personas?

Bueno, lo cierto es que los gatos no tienen tanta facilidad para reconocernos como pensamos, y es que les cuesta diferenciar los rostros humanos.

Es muy probable que no sepa distinguirte de otra persona a simple vista.

¿Te sorprende esta afirmación?

Hay una explicación para entender por qué ocurre. Vamos a verlo más en detalle.

¿Los gatos distinguen los rostros humanos?

The Journal of Vision llevó a cabo un estudio muy interesante en 2005 (fuente).

En él estudiaron a 12 perros y 12 gatos durante meses para ver si reconocían los rostros de sus dueños.

¿El resultado?

Los perros fueron capaces de reconocer el rostro de sus cuidadores el 88% de las veces, mientras que los gatos lo hicieron solo el 54% de las ocasiones.

La cuestión es que solo les daban a elegir entre dos personas, ¡por lo que ya tenían el 50% de probabilidades de acertar!

Pero el resultado cambiaba si tenían que identificar el rostro de otro animal.

En ese caso, los perros acertaron el 85% de las veces que tenían que reconocer el rostro de un perro que vivía en su misma colonia, y en el caso de los gatos el porcentaje de aciertos subía hasta el 90%.

Está claro que tienen muchísima más facilidad para diferenciar los rostros de otros animales que el de los humanos.

Pero te estarás preguntando, ¿cómo es posible que exista esta diferencia tan grande?

Bueno, en realidad tiene sentido. Vamos a ver el por qué.

¿Por qué los gatos no reconocen las caras?

Los gatos tienen una percepción del color muy limitada. Esto hace que diferenciar a los humanos por el color sea imposible para ellos.

El color de los ojos, la piel o el pelo, que para nosotros son de gran ayuda, para ellos en realidad no supone una gran diferencia.

Pero no solo tienen problemas para diferenciar colores; también hay algunas razones fisiológicas que les dificultan este proceso, como la posición y el tamaño de sus ojos.

El hecho de que tengan un par de ojos más separados que los humanos les dificulta la percepción de la profundidad y de los detalles en general.

Esto hace que les sea difícil distinguir una nariz prominente o un mentón distintivo.

Aquí puedes aprender más sobre cómo ven los gatos.

Pero entonces te preguntarás, si no se les da bien diferenciar los rostros humanos…¿Cómo son capaces de reconocernos?

Bueno, esto es gracias a otros factores. Vamos a ver cuáles son.

los gatos reconocen a las personas

Tu gato te reconocerá por tu olor

Los gatos tienen el sentido del olfato extremadamente desarrollado. Esto es gracias al órgano vomeronasal, o también conocido como órgano de Jacobson, que los gatos tienen dentro de la nariz.

Este órgano se encarga de detectar las feromonas y otros compuestos, y ayuda a los gatos a identificar y distinguir a otros animales con una precisión máxima.

Seguro que sabes que los perros utilizan su nariz para detectar el olor de cosas que nosotros no podemos, como sustancias ilegales… pues bien, ¡los gatos lo hacen mucho mejor!

Lo cierto es que tienen más de 200 millones de receptores olfativos en su nariz.

Esto significa que, además de poder reconocerte por tu olor, el gato no tiene problemas para diferenciar tu aroma del de otras personas que viven en la misma casa.

Pero no sólo utilizan su nariz para reconocerte; tu voz también es una clave importante para identificarte.

¿Tu gato reconoce tu voz?

Los gatos tienen una enorme capacidad para distinguir e identificar las voces.

Pueden percibir y entender unas 250 palabras y gestos, pero además también serán capaces de interpretar perfectamente tu tono de voz.

Por ejemplo, cuando te sientes feliz y animado, tu gato lo sabrá enseguida por tu tono de voz. Por otro lado, cuando estás enfadado o molesto también lo sabrá de inmediato.

Pero esto no sólo ocurre cuando su dueño habla; los gatos pueden aprender a reconocer cualquier sonido, como abrir una lata de comida, poner en marcha la lavadora o el sonido del motor de tu coche.

Todo esto les supone una ayuda extra para poder identificarte y diferenciarte del resto de seres humanos.

En resumen, los gatos no son capaces de reconocerte si utilizan únicamente la vista.

Les resulta muy difícil distinguir entre las caras de diferentes personas, a menos que hayan pasado suficiente tiempo con cada una de ellas por separado.

Pero gracias al resto de sentidos podrá saber quién eres al momento.

Tu voz, tu olor y las cosas que haces cuando estás cerca de él serán suficientes para que sepan quién eres.

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies