7 curiosidades de los gatos polidáctiles

¿Nunca habías oído hablar de los gatos polidáctiles? Tranquilo, no eres el único.

Se trata de una peculiaridad que tienen muy pocos gatos, y se les llama así a los felinos que tienen más dedos de los normal.

Los gatos comunes tienen un total de 18 dedos en sus patas. 5 dedos en las patas delanteras y 4 en las patas traseras.

Pues bien, los gatos polidáctiles pueden tener 6, 7 o hasta 8 dedos en algunas de sus patas. ¡Son bastantes llamativos!

Pero si te pica la curiosidad sobre estos gatos te traigo 7 curiosidades sobre ellos.

Vamos con la primera.

1. Es una mutación genética

El número inusual de dedos en un gato está causado por una mutación genética, aunque generalmente no es perjudicial o dañina.

La polidactilia, también conocida como hiperdactilia o hexadactilia, es un rasgo autosómico dominante, lo que significa que si sólo uno de los progenitores es polidáctilo, entre el 40 y el 50 % de la camada nacerá con dedos de más (fuente).

Pero la curiosidad no acaba aquí. La polidactilia afecta más a menudo a las patas delanteras, aunque también puede afectar a las traseras (fuente [PDF]).

Lo que es extremadamente inusual que un gato tenga polidactilia en las cuatro patas.

Interesante, ¿verdad? Pues vamos a ver ahora qué implica esto para los gatos.

2. Puede suponer una ventaja para el gato

Algunas personas piensan que la polidactilia es una desventaja para los gatos porque les hace parecer «raros».

Incluso puede hacer que el gato caminará de forma diferente, pero en algunos casos esto puede ser realmente una ventaja.

Se ha observado que los gatos con dedos de más tienen un estilo de caza más activo.

Destacan a la hora de abalanzarse sobre su presa porque tienen un mayor número de garras que sobresalen de cada pata, lo que les da un agarre más firme.

También tienen la ventaja de que poseen una mayor superficie de contacto, por lo que les será más fácil equilibrarse y escalar.

3. Es una característica muy común en los Maine Coon

La polidactilia era muy común en los Maine Coon.

De hecho, se estima que antiguamente el 40 % de los Maine Coon tenían dedos adicionales (fuente).

Es muy probable que esto se deba a que esta raza se originó en las duras condiciones nevadas de Maine, donde las grandes patas les ayudaba a caminar por la nieve.

Hoy en día, la polidactilia ha desaparecido de la mayoría de los gatos Maine Coon, pero todavía hay quien se refiere a ellos como la raza Maine Coon polidáctil.

¡Si escuchas este término ya sabrás a qué se refieren!

4. Puede parecer que tengan manoplas

Los gatos pueden tener 3 tipos de polidactilia en función de lugar en el que crezca el dedo adicional:

  • Postaxial
  • Preaxial
  • Mesoaxial

Pues bien, cuando tenemos un gato con polidactilia postaxial, el dedo aparece en el exterior de la pata, y en estos casos se suele decir que tienen manos de manopla.

Pero en el caso de polidactilia preaxial, el dedo adicional se ubica en el interior de la pata, y aquí parece que el gato tiene pulgares.

¡Son cuanto menos llamativos!

5. No es una mutación exclusiva de los gatos

Esta es una mutación genética que se ha identificado en otras especies, como los perros, los ratones e incluso los humanos.

En el caso de los perros, algunas razas han sido reconocidas por tener este rasgo, aunque siempre se considera un defecto.

En los humanos, la polidactilia se denomina polidactilia postaxial y suele presentarse como un dedo meñique añadido en la parte exterior del pie o de la mano.

6. Pueden tener muchos dedos extra

Los gatos con patas polidáctilas tienen normalmente uno, dos o tres dedos de más en cada pata.

Pero hay un gato en concreto que supera con creces estas cifras.

Jake, un gato canadiense que tiene un total de 28 dedos en sus cuatro patas, ostenta el actual récord mundial Guinness de mayor número de dedos (fuente).

Recuerda que los gatos comunes tienen 18 dedos en total. Por lo tanto, Jake tiene 10 dedos adicionales en sus patas.

¡Imagínate tener que cortarle la punta de las uñas a este gato!

7. Eran amados por Ernest Hemingway

Ernest Hemingway, escritor estadounidense y premio Nobel, era un gran aficionado a los gatos polidáctiles.

Esto se debe a que Hemingway tenía una gata polidáctila llamada Blancanieves.

En realidad, muchos creen que el amor de Hemingway por su gato polidáctilo Snowball es el responsable de la propagación de la mutación por Norteamérica.

Pero lo más sorprendente es que a día de hoy, la casa de Hemingway en Key West, Florida, alberga una gran cantidad de gatos polidáctiles.

Y muchos de ellos son descendientes directos de Blancanieves, el gato original de Hemingway.

¡El mundo de los gatos es fascinante!

¿Conocías todos estos datos sobre los gatos con polidactilia?

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies