El veterinario es una figura muy importante en la vida de tu felino, pues vigilará por que tenga buena salud. Este es un aspecto que no debes dejar de lado, y por eso aquí tienes unos cuantos consejos para escoger veterinario.

El precio es un factor importante, pues estos servicios no suelen ser baratos, pero hay otras características que tienes que mirar con atención. Un buen veterinario conseguirá que tu felino tenga una vida sana, duradera y feliz.

1. ¿Cuándo buscar un veterinario?

Para poder tomar una decisión bien meditada debes empezar a buscar un veterinario nada más adoptar a tu gato o incluso antes de hacerlo. Si esperas a que tenga algún problema tenderás a elegir rápidamente uno sin haber valorado todas las opciones.

Veterinario para gatos

2. Consejos para elegir veterinario

Haz una pequeña lista con varios veterinarios entre los que te plantees elegir y sigue estos consejos para saber cuál te conviene:

2.1. Horarios

Comprueba que los horarios de apertura de la clínica veterinaria se adaptan a tu jornada laboral. Cuando tengas que concertar una cita te será más fácil saber que vas a poder ir tú en lugar de depender de otra persona o de tener que salir antes del trabajo.

2.2. Ubicación

No es un factor relevante pero si lo debes de tener en cuenta. Comprueba la facilidad que tienes para llegar a la clínica y la distancia a la que se encuentra de tu casa. Piensa en el estrés que pueda sufrir tu gato por desplazamientos largos y que si tienes una urgencia no vayas a tardar demasiado en llegar.

2.3. Servicio de urgencias

Existen clínicas con atención veterinaria las 24 horas a las que puedes acudir en caso de necesidad, pero no tendrán el historial de tu gato. Si este servicio lo ofrece tu propio veterinario conocerá mejor a tu felino, por lo que sería un punto a favor.

Escoger clínica veterinaria para gatos

2.4. Confianza con el veterinario

Conversa con el veterinario para comprobar si vas a encontrarte cómodo hablando con él. Es importante que haya confianza para poder tratar todos los aspectos relacionados con la salud de tu gato de la mejor forma posible.

2.5. Comprueba las instalaciones

No te conformes con visitar la página web o llamar por teléfono: haz una visita para poder ver el estado de las instalaciones. Ir en persona te permitirá comprobar la limpieza y el material médico del que disponen.

Pide que te enseñen las instalaciones y comprueba si suelen ir con retraso en las consultas. Esto también puede ser una prueba interesante para ver cómo te trata el personal de la consulta y si te dan confianza.

Elegir veterinario

2.6. ¿Una clínica solo para gatos?

Cuando vas a una consulta es probable que tengas que esperar en recepción a que llegue tu turno. En esa sala habrá con toda seguridad perros y esto puede alterar a tu gato. Si lo consideras necesario, busca clínicas veterinarias solo para gatos. Existen y están adaptadas a sus necesidades.

2.7. Pide recomendaciones

Habla con gente de tu zona que tenga gato para que te cuenten sus experiencias personales. Ellos ya habrán realizado varias visitas al veterinario y te podrán contar su punto de vista.

Cuando una persona está contenta no dudará en recomendarte a su veterinario.

Cómo elegir un veterinario para tu gato

3. Cuando ya has elegido veterinario…

Si ya has tomado la decisión ve con tu gato recién adoptado para que le haga un examen rutinario. Deja que le examine y compruebe que tal se encuentra de salud. Éste será el momento perfecto para consultarle todas las dudas que puedas tener referentes a su cuidado.