¿Acabas de adoptar un gatito y quieres enseñarle a utilizar el arenero? ¿Tu gato usaba la caja de arena y a dejado de usarla? Para ambos casos hay solución, solo necesitas seguir unos cuantos consejos.

Que tu gato haga sus necesidades por la casa te molestará, pero seguramente él también se sienta mejor orinando en la caja de arena. Debes ser comprensivo, ponerte en su lugar y ayudarle con paciencia a conseguir el objetivo.

1. Identificar el problema

Lo primero para conseguir que tu gato utilice el arenero es intentar comprender por qué no lo está usando.

1.1. ¿Cuánto y dónde hace sus necesidades?

No es lo mismo encontrar toda la orina concentrada en una vez o localizarla esparcida por varios puntos de la casa. En el primer caso el gato lo que ha hecho es vaciar su vejiga, mientras que en el segundo está marcando el territorio. Esto es común principalmente en machos sin castrar.

Si tienes más de un gato en casa tendrás que aislar a cada uno en una zona. Así podrás identificar quién es el culpable.

1.2. ¿Está enfermo?

Si sospechas que tiene una infección urinaria acude cuanto antes al veterinario. Los gatos no pueden hablar, pero mediante sus actos podemos descifrar qué les está pasando.

1.3. ¿El arenero está sucio?

La limpieza es esencial para los gatos y el arenero es un lugar delicado. Si no lo limpias una vez al día empieza a hacerlo, seguro que notas alguna mejora. Y si a tu gato le desagrada especialmente la suciedad limpia el arenero varias veces al día o coloca una segunda caja de arena.

RelacionadoAreneros autolimpiables para gatos

1.4. ¿Es un gatito recién llegado a casa?

Si acabas de adoptar un gatito y no usa la caja de arena tendrás que armarte de paciencia y seguir los consejos del punto 2.1.

Conseguir que tu gato use el arenero

2. Buscar la solución para tu caso

Ahora que has visto las posibles causas sabrás por dónde van los tiros. En este apartado tienes unos cuantos consejos para que tu gato empiece o vuelva a utilizar el arenero.

2.1. Enseñar a un gato por primera vez

Cuando el gato llega a casa tendrá que aprender varias cosas, y entre ellas está el dónde hacer sus necesidades. Tendrás que actuar por dos vías: darle facilidades para que use el arenero e incomodarle cuando orina fuera de él.

2.1.1. Facilitar el uso del arenero

Es vital que el arenero esté siempre limpio y esté ubicado en una zona tranquila de la casa. Intenta que no esté cerca de su comida y agua y que el acceso no sea complicado.

También puede probar si prefiere uno con tapa o descubierto. Aquí puedes ver varios tipos de areneros.

2.1.2. Desalentar las malas acciones

La otra vía de actuación es incomodar este tipo de acciones. Coloca sus platos de comida y bebida en el lugar donde ha hecho sus necesidades (después de limpiarlo claro) para que se le quiten las ganas de volverlo a hacer.

También puedes colocar papel de aluminio en los puntos donde orine (les incomoda mucho el ruido que emiten). Y si nada te funciona a lo mejor es el lugar indicado para colocar su arenero…

Es importante que elimines olores con un limpiador enzimático. Si se mantiene el olor de su orina o heces le costará menos volver a utilizar ese punto de la casa.

Envii Pet Fresh - Elimina Perro Manchas y Olores, Quitamanchas & Neutralizador con Enzimas, para Cualquier Accidente de su Perro o Gato - 750ml
140 Opiniones

2.2. Enseñar a un gato que marca el territorio

Esta situación es más común en gatos machos sin castrar. Esterilizando a tu gato se conseguiría casi seguro solucionar el problema, pero eso queda a tu elección.

Por otro lado, las mudanzas o cambios importantes en la vivienda provocan que el gato sienta la necesidad de marcar el territorio. Una nueva persona o la incorporación de otro gato pueden provocar este comportamiento. En estos casos, si no vas a poder revertir el cambio, utiliza los consejos del punto 2.1.2.

También ayudará aislar a tu gato por unos días. Elige un baño que no tenga uso o una habitación tranquila y deja que se quede ahí. Quita cajas, montones de ropa o alfombras para que no las use como arenero y deja que se tranquilice ahí poco a poco. No le deben faltar el rascador, unos juguetes y su comida y plato de agua.

El uso del arenero en gatos

3. Aspectos importantes de los areneros

Existen diferentes tipos de arena para gatos: con diferente olor, diferente tamaño de grano, algunas que sueltan polvo… No dudes en cambiar de tipo si observas que tu gato no se adapta.

También te encontrarás diferentes modelos de caja arena. Algunas son más básicas, otras tienen forma de «huevo» y las hay totalmente cerradas. Lo que para un gato es el arenero perfecto para el otro será uno incómodo.

Si tienes uno con tapa desmontable prueba a dejarlo unos días descubierto y otros cerrado. Así aprenderás las preferencias de tu felino y podrás adaptar la casa a sus necesidades para conseguir que tu gato sea lo más feliz posible.

5/5 (2 Reviews)

Última actualización el 2019-07-19 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados