¿Deberías dejar que tu gato duerma contigo?

Esta es la eterna pregunta. ¿Debería a no debería dormir con mi gato?

Bueno, antes de pasar a los beneficios e inconvenientes que tiene esta práctica quiero contarte lo que hace el resto de personas que viven con un gato.

Según un estudio llevado a cabo en varios países, más de la mitad de los dueños dejan a los gatos dormir en su propia cama durante las noches (fuente).

¡De hecho, hay países como Estados Unidos y Holanda en los que esta cifra sube hasta el 60%!

Si actualmente dejas a tu gato dormir en tu propia cama debes saber que no eres el único. ¡Estás haciendo lo mismo que la mayoría de la gente!

Pero ahora vamos a analizarlo. ¿Es esto una buena idea?

Pues bueno, como todo en esta vida, depende. Vamos a comenzar repasando las ventajas que tiene esta práctica.

Beneficios de dormir con gatos

Si ya duermes con tu gato seguro que se te están ocurriendo varias ventajas de hacerlo, ¿pero sabías que dejar que tu gato duerma en tu cama tiene beneficios para la salud?

Un estudio llegó a la conclusión de que dormir con gatos reduce el estrés y la presión arterial, y que esto puede reducir la aparición de enfermedades cardiovasculares (fuente).

¿No es maravilloso?

Pero la reducción del estrés no es la única ventaja. Los felinos son animales con una temperatura corporal superior a la nuestra, y su pelo es especialmente suave.

Gracias a esto nos aportarán calor durante las noches de invierno y ayudarán a que conciliemos mejor el sueño.

Además, pasar las noches uno junto al otro ayudará a que mejoréis vuestro vínculo. Tu gato dejará de verte como una simple persona que le da de comer y juega con él y te verá como un miembro más de su familia.

Reforzar vuestro vínculo es maravilloso, ya que verás que tu gato es algo mucho más especial que una simple mascota.

Por último, también debes saber que la tranquilidad y el ronroneo de tu gato te ayudará en esos días en los que te encuentras de peor humor.

Te ayudará a afrontar el día a día y te aportará un extra de energía para afrontar esos días grises.

Como ves los beneficios son bastante buenos, pero te mentiría si no hay desventajas. Vamos a repasar ahora las más importantes.

Desventajas de dormir con gatos

Lo primero que debes tener en cuenta es que no todos los gatos van a permanecer totalmente quitos por la noche. Algunos se moverán para cambiar de postura, pero otros directamente se moverán tanto que te despertarán.

Esto provocará que tengas un sueño de peor calidad y te despiertes con mayor sensación de cansancio.

Si es tu caso pero quieres que tu gato permanezca contigo toda la noche te recomiendo que leas esta entrada en el que te damos 5 consejos para que tu gato te deje dormir.

Otra cuestión que debes tener en cuenta es que el calor que te proporciona durante el invierno también te lo aportará cuando llegue el verano, y ahí ya no te gustará tanto.

Cuando vayas a decidir si dejar dormir a tu gato contigo o no deberás pensar al año completo. De esta manera no le confundirás dejándole dormir durante unos meses sí y otros no. Lo mejor es que tomes una decisión y te mantengas firme en ella.

Por último debes tener presente la cuestión más importante: los parásitos.

Al dormir con tu felino corres el riesgo de que te transmita pulgas, garrapatas y otros parásitos.

Aquí es fundamental vigilar su higiene y controlar que tenga las vacunas al día. Cepillarle de vez en cuando para controlar la presencia de parásitos y protegerle con el uso de pipetas o collares antiparasitarios es especialmente recomendable.

Además, este riesgo es mucho mayor en gatos que salen al exterior, por lo que deberías extremar las precauciones si es tu caso.

¿Debería tu gato dormir en tu cama?

Realmente no hay una respuesta universal a esta pregunta. Dependerá de cada gato y de cada situación familiar. Busca lo que os haga más felices a ti y a tu felino.

Lo que sí deberías hacer es extremar la higiene si vas a dejar que duerma en tu cama, especialmente si sale a la calle.

No obstante hay una tercera opción: colocar una cama para tu gato junto a tu cama. De esta manera podrá dormir en tu misma habitación, e incluso le podrás acariciar, pero sin sufrir las desventajas de que duerma en tu propia cama.

El problema que surge en ocasiones es que el gato prefiere tu cama a la suya. Es normal. Tu cama será como un paraíso para él.

Pero para ayudarte con esta cuestión te recomiendo que veas el post en el que te explicamos cómo hacer para que tu gato duerma en su propia cama.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies