7 curiosidades de los gatos naranjas

Los gatos de color naranja esconden muchas curiosidades.

A simple vista pueden parecer gatos muy sencillos, pero lo cierto es que están llenos de datos interesantes.

En este post te quiero enseñar 7 cuestiones sorprendentes para que los conozcas mejor. ¡Verás como ya no los vuelves a mirar con los mismos ojos!

Vamos con la primera curiosidad de estos gatos únicos.

1. La mayoría de los gatos anaranjados son machos

¿Sabías que 4 de cada 5 gatos anaranjados son machos? Esto se debe a su genética tan particular.

El gen responsable de dar este color naranja a los gatos está ligado al sexo del felino.

Este gen puede transmitirse a los gatitos si la madre de un macho es portadora de este rasgo.

Esto hace que los gatos sean mucho más propensos que las hembras, ya que los machos sólo necesitan ser portadores de los cromosomas X, y no de los dos pares XY, para que la coloración de su pelaje se transmita correctamente.

Por esta razón, si ves un gato naranja, sólo habrá un 20% de posibilidades de que se trate de una hembra.

2. Los gatos naranjas no son una raza de gatos

Lo primero que hay que tener en cuenta es que no todos los gatos que tienen el pelo naranja se consideran un gato naranja.

El naranja debe constituir una o varias tonalidades de naranja y no otros colores como el negro, el blanco o el gris.

Pero la realidad es que son varias las razas de gatos que coinciden con esta característica. Algunas de ellas son el Bobtail Americano, el gato persa o el Maine Coon.

3. Un pigmento específico es el responsable de su color

El color naranja de los gatos se debe a un pigmento llamado melanina.

Pero existen dos tipos de melanina: la eumelanina y la feomelanina, y ambas son responsables del aspecto y la coloración de los mamíferos.

La feomelanina se considera el pigmento «naranja», ya que da a la piel, al pelaje o al cabello un color rojo amarillento.

Para producir esta pigmentación, debe haber un cofactor enzimático conocido como tirosina, ya que esto es lo que controla la producción de melanina en su cuerpo.

¿Te estás perdiendo entre tanta palabra técnica?

No te preocupes, acabo este punto con otro dato interesante.

¿Sabías que además de la genética, existe otro factor que afecta a este proceso? Pues sí, y se trata de la temperatura.

Cuanto más cálido sea el entorno, más naranja se verá en su pelaje.

Curioso, ¿verdad?

4. Desarrollarán pequeñas pecas negras

Estas pecas en realidad se las conoce bajo el nombre de lentigo (fuente), y aparecen con más frecuencia en gatos de color crema, naranja y tricolor.

Las podrás encontrar en las zonas de la nariz y la boca, y suelen salir cuando el gato cumple los 2 años de edad.

No se trata de un rasgo hereditario, sino que aparece por la acumulación de melanina en estas zonas.

Se trata normalmente de pecas inofensivas, pero te recomiendo que se lo comentes a tu veterinario para controlar cualquier cambio de tamaño o pigmentación.

5. Suelen tener los ojos de color verde o amarillos

Esta es una característica bastante común en los gatos. Los ojos del gato naranja suelen ser verdes o amarillos, pero sus pupilas también pueden ser naranjas.

Aunque pueda parecer extraño, esta coloración de los ojos aparece debido a las limitaciones físicas que resultan de este tipo de pigmentación.

Los genes responsables de la melanina también afectan al color de sus ojos. Como consecuencia, suelen aparecer ojos de color verde o amarillo con pelaje naranja.

Como la melanina afecta a la pigmentación del iris, también reduce su intensidad.

¿El resultado? Un ojo de color más claro, por lo que parece que el gato tiene los ojos verdes o amarillos.

¿No es algo hermoso de ver?

6. Tienen una «M» en la frente

¿Sabías que los gatos anaranjados son propensos a formar una «M» en su frente?

Se trata de una de sus marcas distintivas.

La «M» no aparece en una raza específica, ya que son varias razas de gatos naranjas las que tienen esta marca en la frente.

¿No te parece maravilloso? ¡Seguro que ya no dejas de fijarte en esta forma tan curiosa!

7. Es el tipo de gato más famoso de la pantalla

Garfield, el gato con botas, Crookshanks (Harry Potter), Goose (Capitana Márvel)… Todos tienen el pelaje naranja.

La razón de esto es muy sencilla: es más fácil verlos en la pantalla o en las fotos, por lo que los directores de cine eligen este color más a menudo que otros.

Además, los gatos naranjas tienen un aspecto dulce y divertido, lo que los hace ideales para las campañas publicitarias y las escenas de las películas.

¡Incluso el gato de la película de Desayuno con diamantes era de color naranja!

En resumen, los gatos naranjas son únicos. Tienen su propio conjunto de peculiaridades y rasgos que los hacen destacar entre los demás tipos de felinos.

¿Tienes un gatito con el pelaje naranja? ¡Cuéntanos en los comentarios cómo es su comportamiento!

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies