¿Cuándo y cómo pasear a un gato?

Los perros necesitan salir a la calle a hacer sus necesidades mientras que los gatos pueden hacer una vida perfectamente normal dentro de una casa. Entonces, ¿es necesario sacar a pasear a un gato?

Puede que alguna vez te hayas preguntado si es buena idea darle un paseo a tu gato. Cuando un gato está acostumbrado a salir a la calle sabe cómo desenvolverse, pero un gato de interior puede asustarse ante una situación totalmente desconocida para él. Descubre qué es lo que tienes que hacer.

Te puede interesar: Cómo meter a un gato en el transportín

1. ¿Qué gatos necesitan salir a pasear?

Existe una regla de oro cuando hablamos de pasear al gato: debes hacerlo solo si tu gato quiere.

Si tu gato se para frente a la puerta, investiga lo que hay fuera o incluso intenta salir, es un gato que seguramente disfrute del paseo.

Pero si tu gato teme la puerta, se aleja de ella cuando se abre y lo que disfruta es estar tranquilamente en la ventana, es muy probable que no disfrute de los paseos.

También puedes probar los paseos con gatos que se aburren dentro del hogar o te puede ser de utilidad si estás tratando de convertir a un gato de exterior en un gato de interior.

Pero ten presente que no se trata de perros. No tienen esa necesidad de salir a la calle, por lo que deberás hacerlo cuando consideres que es necesario.

Se puede pasear a un gato

2. Cómo ponerle el arnés al gato

Tienes que saber que de primeras tu gato no va a aceptar el arnés. Cuando se lo coloques las primeras veces se dejará caer a un lado. No está acostumbrado a tener algo que le oprime el cuerpo.

Tendrás que enseñarle poco a poco a llevar el arnés y la correa ayudándote del refuerzo positivo.

Debes evitar a toda costa el uso del collar. Si el gato sale asustado o se escapa, correrá el riesgo de que al saltar se quede atrapado del collar. Esto es muy peligroso para él.

De hecho, si tu gato lleva un collar con la chapa identificativa, deberás intentar que ese collar sea fácil de desprender. De esta manera si se queda atrapado en alguna rama no sufrirá ningún daño y podrá seguir avanzando.

El arnés, en cambio, es un elemento mucho más seguro, ya que distribuye la presión por todo el cuerpo en lugar de concentrarse en el cuello. Además tiene la ventaja de que es más complicado que el gato se escape.

Ahora bien, ¿cuál es la mejor forma de hacer que se acostumbre al arnés? Usando premios y armándote de paciencia.

Busca el alimento que más ilusión le haga y úsalo como refuerzo positivo. Para que tenga más efecto, deja de dárselo en el día a día y resérvalo solo para los premios.

Cuando lo tengas, ponle el arnés, dale un premio y quítaselo. Repite este proceso varias veces, déjaselo cada vez más tiempo puesto. En este punto tendrás que invertir varios días si es necesario. Lo que consigues con esto es que poco a poco vea al arnés como algo normal.

Cuando ya se haya acostumbrado a tenerlo puesto, deja que camine un poco con él por la casa. De nuevo, cada vez que lo haga, dale un premio.

Finalmente incorpora la correa y haz pequeños paseos por la casa. Tendrá que acostumbrarse también a esa cuerda que sale del arnés.

Bien, ya has cumplido con uno de los puntos más delicados. Ahora toca salir a la calle.

3. Por dónde pasear a tu gato

Debes saber que no vale cualquier zona para pasear a tu gato. Lo recomendable es que busques un lugar tranquilo. Un parque poco transitado o el campo será lo ideal. Así evitarás encontrarte con perros o con un gran número de personas.

También puedes llevarle a casa de un amigo o familiar si éste dispone de un jardín por el que poder caminar.

Si cerca de tu casa no tienes nada con estas características puedes optar por salir a horas con poco movimiento. Deja los paseos para la primera hora de la mañana o la última hora de la noche.

Chaleco para pasear a un gato

4. Cómo pasear a un gato

Recuerda, un gato no es un perro. En los paseos tendrás que dejar que sea él el que vaya a los sitios. Permítele que huela lo que le interese y que se dirija a donde le llame la atención.

Tendrás que tener mucha paciencia. Podrá permanecer quieto durante un rato sin hacer nada. Habrá momentos en los que se pare a analizar su entorno, y mientras tanto se quedará quieto. No le obligues a caminar.

Este rato es para él, por lo que deberás dejar que sea tu gato quien mande en el paseo. Pero si sientes que lo está pasando mal o está estresado vuelve a casa y deja que se relaje. Nunca hay que forzarlo.

5. Precauciones que debes tomar

No debes dejar nunca al gato solo con el arnés y la correa. Si se encuentra con algún peligro estando atado no podrá escapar y si huye podrá quedarse enganchado durante la huida. Esto le dejará desprotegido.

Además, ten en cuenta que un gato que permanece en el hogar apenas tiene problemas con los parásitos. Pero en el momento que salga a la calle debería tener todas las vacunas además del collar antiparasitario.

Un detalle importante es incorporar el paseo como una rutina. Con esto conseguirás que el gato sepa cuándo va a salir a la calle. Si no tienes una rutina el gato estará confundido respecto a los paseos, y cuando necesite salir se intentará escapar.

Por último, recuerda que tu gato debe tener el chip identificativo. Esto garantizará que si se escapa puedan localizarte cuando alguien lo encuentre.

6. Cómo elegir el arnés

No todos los arneses son válidos para pasear al gato. Los más recomendables son los que tienen forma de «H». Son muy fáciles de poner y garantizan que tu felino no pueda escaparse.

Una vez puesto, tienes que comprobar que no tenga una holgura mayor que un dedo.

Otro de los arneses que puedes utilizar son los de tipo chaleco. Este es más complicado de poner, pero se trata del arnés más seguro.

Pasear gato con arnés

Al final, lo que se busca con el paseo es que el gato tenga nuevos estímulos. Podrá parecerte que no realiza mucho ejercicio físico, pero mentalmente volverá a casa muy estimulado.

Piensa que encontrará nuevos olores, verá nuevos paisajes y sentirá el aire fresco. Si tu gato admite los paseos será una experiencia muy enriquecedora.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Última actualización el 2021-01-21 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

2 comentarios en «¿Cuándo y cómo pasear a un gato?»

  1. Buenos días:
    Lo de pasear a los gatos está muy bien pero, como indicáis en el artículo, todo debe hacerse con mucha precaución y cuidado procurando que lo importante sea nuestro gato.
    Para mí es esencial que el gato por su carácter y personalidad disfrute con los paseos, pero puede ser un gato tímido y miedoso y le estemos causando una angustia innecesaria.
    Por lo tanto importante, que el gato disfrute y con el entrenamiento y los accesorios adecuados (arnés, correa) podemos disfrutar de una estupenda experiencia en la calle.

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies