10 cosas que tu gato sabe de ti: te conoce mejor de lo que crees

Seguro que piensas que conoces bien tu gato. Pero, ¿y si te dijera que tu gato también te conoce bien a ti?

Efectivamente, los gatos saben cosas sobre las personas con las que conviven, y conocen más sobre ti de lo que piensas.

Son animales observadores, y utilizan hasta los más mínimos detalles para descifrarte.

En este artículo te voy a contar las 10 cosas que tu gato sabe sobre ti y que seguro que ni te habías dado cuenta.

1. Sabe si estás enfermo

Aunque te sorprenda, tu gato tiene una habilidad especial para detectar si estás enfermo.

Los gatos, al igual que los perros, tienen un sentido del olfato altamente desarrollado que les permite detectar los cambios químicos en el cuerpo causados por una enfermedad.

De hecho, un gato llamado Oscar se hizo famoso en un centro de cuidados intensivos en Rhode Island (fuente).

Este gato tenía la habilidad para predecir cuándo los pacientes estaban a punto de fallecer.

Según un médico, Oscar sabía cuándo un paciente estaba a punto de partir y elegía acurrucarse a su lado para dormir una siesta unas horas antes.

Aunque no se sabe cómo lo hacía, se cree que podía oler los bioquímicos liberados por las células moribundas.

Fue un gato muy querido y respetado y se convirtió en una leyenda por su habilidad única.

Pero el olfato no es lo único que utilizan para detectar las enfermedades.

Los gatos también son sensibles a los cambios en la rutina diaria, y pueden sentir la diferencia en el comportamiento de sus dueños debido a una enfermedad.

Así que ya lo sabes, si tienes gripe y tu gato actúa de manera extraña, podría deberse a que está preocupado por tu comportamiento y olor inusual.

2. Sabe en qué parte de la casa estás

¿Crees que tu gato te ignora completamente cuando estás en casa? Pues déjame decirte que esto no es realmente así.

Los gatos tienen un sentido del oído excepcionalmente agudo, y gracias a esto son capaces de rastrear tu ubicación en la casa a través de los sonidos que produces.

¡Tu gato no necesita verte para saber dónde estás!

Puesto que tienen 32 músculos en cada oreja, los gatos pueden girar y rotar sus orejas para identificar y ubicar en el espacio cualquier ruido.

Y si a esto le sumamos que los gatos domésticos crean mapas mentales de la vivienda, podemos afirmar con toda seguridad que saben donde te encuentras en cada momento.

Por eso parece que los perros están más interesados que los gatos en saber dónde están sus dueños, pero la realidad es que tu gato no necesita seguirte para saberlo.

Simplemente, el lugar en el que estás o la actividad que estás haciendo no le interesa. Y por eso permanece tumbado sin ir a tu lado.

3. Sabe dónde has estado

Quizás pienses que tu gato no sabe lo que haces cuando sales de casa, pero la realidad es que es capaz de saber dónde y con quien has estado.

Esto lo consiguen gracias a los olores que se adhieren a tu ropa y piel.

Aunque el olfato de los gatos no es tan agudo como el de los perros, sigue siendo uno de los más avanzados del reino animal.

Y pueden saber si has ido al supermercado, has estado en un bar o si has ido a una casa en la que hay otro gato.

De hecho, tu gato te marca diariamente con su olor cuando frota su cabeza en tus piernas. Así, si otro gato te huele, sabrá que ya tienes un compañero felino.

¿Te sorprende lo que tu gato puede descubrir sobre ti a través de su olfato? Pues prepárate para el siguiente punto.

4. Sabe cuando estás enfadado

Sí, tu gato es perfectamente consciente de cuando te enfadas.

Ya sea con él o con otra persona, tu gato es capaz de detectar cuando estás enfadado.

Un estudio realizado por la Universidad de Bari en Italia reveló que los gatos tienen habilidades para reconocer las expresiones faciales como el enfado (fuente).

Tu gato puede detectar tanto señales visuales como auditivas, como el ceño fruncido y la voz apática, y sabe así que estás enfadado.

La próxima vez que tu gato haga algo que no quieres y te enfades con él, ten por seguro que será consciente de tu enfado.

Aunque es muy probable que no asocie su comportamiento como la causa de tu enfado.

En cualquier caso, preferirá alejarse de ti en ese momento porque sabe reconocer tu estado de ánimo.

5. Sabe si estás contento

Vale, tu gato sabe cuando te enfadas. pero… ¿sabe cuando estás contento?

Pues, según un estudio realizado por investigadoras de la Universidad de Oakland, los gatos tienen la capacidad de distinguir las expresiones faciales de sus dueños (fuente).

Y en concreto, tienen facilidad para detectar las caras de alegría. Parece que las sonrisas son fáciles de identificar por los gatos.

Pero lo mejor es que, si tu gato te ve sonreír, es más probable que muestre comportamientos positivos como ronronear.

Por lo tanto los gatos no sólo saben si estás contento, sino que también se contagiará de esa alegría y se mostrará más cercano y cariñoso.

6. Sabe que le harás caso si maúlla

¿Alguna vez has sentido que tu gato te domina con sus maullidos?

Eso es porque te conoce muy bien, y sabe que, si maúlla, obtiene de ti lo que quiere.

Esta es una habilidad que los gatos han aprendido a lo largo del tiempo.

De hecho, los gatos no se maúllan entre sí para comunicarse. Solo lo hacen con las personas.

Los gatos son expertos en leer nuestras reacciones, y han aprendido que las personas somos especialmente sensibles a sus maullidos.

Ya sea porque necesitan comida, atención o simplemente quieren un lugar cómodo para dormir, los gatos saben que si maúllan lo suficiente, tarde o temprano, le prestarás atención.

7. Sabe si estás embarazada

¿Sabías que tu gato puede saber si estás embarazada?

¡Así es! Los gatos tienen un sentido del olfato tremendamente desarrollado, y les permite detectar incluso los cambios más sutiles en el cuerpo humano.

Cuando una mujer está embarazada, su cuerpo produce niveles más altos de estrógeno, progesterona y hCG, lo que altera su aroma natural (fuente).

Y aunque estos cambios pueden ser casi imperceptibles para nosotros, tu gato sí que los notará.

Pero esto no es lo único que detecta.

El cuerpo de una mujer embarazada aumenta levemente de temperatura. Este cambio es muy sutil como para que lo detecte una persona, pero un gato sí que puede hacerlo.

Y de hecho, se sentirá atraído por este calor, y pasará más tiempo junto a la mujer embarazada.

Quien sabe. Puede que sea tu gato el primero en descubrir el próximo embarazo de un miembro de tu familia.

8. Sabe cuando te vas de viaje

¿Tienes la sensación de que tu gato sabe que te marchas cada vez que te estás preparando para un viaje?

Pues no es sólo una sensación: tu gato sabe si te vas a ir unos días de casa.

Los gatos son animales muy observadores y prestan mucha atención a los detalles de su entorno, incluyendo las rutinas de sus dueños.

Cuando empiezas a hacer cambios en tu rutina tu gato lo notará al instante.

Y al preparar un viaje siempre modificamos lo que solemos hacer en el día a día.

Por eso, si te estás preparando para viajar, que no te extrañe si tu gato se comporta de manera diferente.

Simplemente sabe que te marchas y no estará contento con la situación.

9. Sabe cuando tienes miedo

Tu gato sabe tanto de ti que hasta es capaz de detectar cuando tienes miedo.

Esto se debe a que, cuando sientes miedo, tu cuerpo cambia de diferentes maneras.

En primer lugar, cuando estás en este estado segregas una serie de hormonas, entre las que se encuentra la adrenalina, y el poderoso olfato de tu gato es capaz de olerla.

Pero no sólo esto. Tu respiración cambia y tu cuerpo se tensa, y todo esto es información que analiza tu felino.

Y lo que suele pasar en estos casos es que los gatos se contagian de nuestras emociones, y se ponen nerviosos o tensos cuando nosotros estamos ansiosos o asustados.

De hecho, esto es lo que se descubrió en un estudio científico.

En él, se llevaron a cabo pruebas en las que los gatos y sus dueños estaban solos en una habitación.

Lo que hicieron fue encender un ventilador con tiras verdes de plástico con la intención de invocar ansiedad o incertidumbre.

A un grupo de propietarios se les dijo que actuaran un poco temerosos del ventilador, y a otro grupo se les dijo que disfrutaran de la experiencia.

¿El resultado? Los investigadores descubrieron que cuando los propietarios mostraban miedo hacia el ventilador, el 79% de los gatos comenzaban a buscar una manera de escapar de la habitación (fuente).

Así se pudo comprobar que los gatos se ven afectados por el estado de ánimo de su dueño y ajustan su reacción dependiendo de las señales que reciben.

10. Sabe que le quieres

¿Amas a tu gato pero no sabes si él es consciente de ello?

Bueno, puedes estar tranquilo. Tu gato sabe perfectamente que le quieres.

Tu felino puede sentir el afecto que muestras hacia él.

Los gatos son seres muy perceptivos, y saben que los queremos cuando les acariciamos, les hablamos con cariño o les decimos cosas agradables.

Como hemos visto a lo largo del post tu gato te conoce muy bien, y sabrá detectar el amor que sientes por él.

Pero si te preocupa este tema tengo más información para ti. ¿Sabías que hay diversas formas de demostrarle a tu gato el amor que sientes por él?

Pues sí, y en este artículo te muestro cómo mostrar a tu gato que lo amas. ¡La primera de las formas te sorprenderá enormemente!

Entradas relacionadas

Deja un comentario