10 cosas que tu gato odia que hagas

¿Sabías que hay comportamientos que tienes a diario y que tu gato odia? Esto es más común de lo que piensas, y es que nuestros estilos de vida son ligeramente diferentes.

Aquí encontrarás una recopilación de 10 cosas que haces y que tu gato detesta. Lo más seguro es que no realices todos ellos, pero estoy segura de que alguna vez has hecho más de uno.

Toma nota de todos los comportamientos que debes evitar. Pero cuidado: no digo que dejes de hacerlos para siempre. Simplemente deberás tener cuidado de no hacerlos delante de tu gato.

Ya verás como se trata de cambios sencillos.

Vamos con el primero.

1. Gritar

Celebrar tu cumpleaños, ver un partido de fútbol en casa o simplemente hacer una reunión con los amigos. Estos son tres ejemplos de situaciones en las que seguramente levantéis la voz.

Y no es para menos, ¡os estáis divirtiendo! Pero la mala noticia es que tu gato no se lo pasará tan bien.

Los felinos son muy sensibles a los ruidos fuertes, y esto también incluye la música alta, los golpes e incluso una tormenta eléctrica.

Habrá ruidos que no podrás evitar, pero en la medida mantén el nivel sonoro del hogar a un volumen bajo.

Si tu gato es especialmente nervioso asegúrate de que tenga un lugar en la casa en el que relajarse y mantenerse alejado de los ruidos.

Si tiene un lugar seguro y tranquilo evitarás futuros problemas de comportamiento.

2. Fumar

Pues sí. Fumar es una de las peores cosas que puedes hacer delante de tu felino.

Los gatos son especialmente sensibles con los olores, y el olor del tabaco no les hará mucha gracia.

Pero el problema no vendrá exclusivamente por el olor, ya que fumar delante de tu gato tiene otras implicaciones negativas.

¿Sabías que los felinos tienen un mayor riesgo a desarrollar cáncer de pulmón y linfoma si se ven expuestos al humo? (fuente)

Pero por si no fuera suficiente hay otro riesgo extra: al pasar buena parte del tiempo lamiendo su pelaje corre el riesgo a desarrollar tumores en la boca (fuente), ya que las partículas del humo se posarán sobre su cuerpo.

Por eso es especialmente importante evitar fumar delante de tu felino. No solo agradecerá la ausencia del olor a tabaco, sino que también evitarás la aparición de problemas de salud.

3. Ponerle un cascabel

Los gatos son tremendamente ágiles y tienen buen olfato, ¿pero sabes qué más hacen especialmente bien? Escuchar sonidos.

Efectivamente. Los gatos tienen un sentido del oído muy desarrollado. Esto les permite detectar el movimiento de cualquier animal cuando salen de caza.

Por eso, si le pones un cascabel, harás que sea más infeliz.

Él lo verá como un objeto que no para de sonar cada vez que se mueve, y esto le impedirá escuchar el resto de sonidos.

Quizás para ti sea la forma de evitar que cace pájaros, o incluso puede que se lo pongas por simple estética, pero yo te recomiendo que no lo hagas.

Tu gato estará mejor sin él.

4. No limpiar su caja de arena

Una de las razones por la que muchos optan por adoptar un gato es porque no necesitan salir a la calle.

Vale. Esto es un gran punto a favor, pero no por ello nos tenemos que relajar con sus necesidades.

Un gato necesita que limpies su caja de arena de forma frecuente, y si no lo haces se sentirá tremendamente incómodo.

Una caja de arena sin limpiar olerá mal, y recuerda que los gatos tienen muy buen olfato. Para ser exactos, lo tienen 14 veces más desarrollado que el nuestro.

Pero no solo eso. A tu gato no le hará mucha gracia pisar sus propios excrementos.

Aunque los tapen después de cada visita al baño, al volver a entrar los pisarán. Y esta sensación no es nada agradable.

Si te da pereza busca alternativas que te faciliten el trabajo, como los areneros autolimpiables, o cambia de tipo de arena para gatos.

Pero lo que tienes que tener claro es que debes limpiar la caja de arena de forma diaria.

5. Ponerle ropa

¿Te gusta vestir a tu gato y ponerle complementos? Bueno, yo te voy a recomendar que mejor no lo hagas.

Aunque te dé la sensación de que está cómodo, la realidad es que no lo está.

Ponerle algo de ropa a tu gato va a provocar que se sienta incómodo, ya que no es algo natural en ellos.

Además, con los complementos tendrán menos movilidad, y eso lo llevan muy mal.

Si le pones algo de ropa para que no pase frío lo mejor es que le proporciones un lugar caliente.

Y si lo hacías por simple gusto… bueno, piensa que tu gato odia que lo hagas. Así que no lo hagas.

6. Acariciar su barriga

¿Tu gato disfruta cuando le acaricias la barriga? Fantástico, tienes un felino único. Pero si no lo tienes claro… lo mejor será que no le acaricies ahí.

Se trata de una zona vulnerable de su cuerpo, y no les gustará que le toques en ese punto.

Sé que tienen el pelo suave en esta zona y da gusto acariciarlos, pero si le acaricias en la barriga lo único que conseguirás es ponerlo de mal humor.

Si no quieres que tu gato te odie deja de acariciarle la barriga, y mucho menos de forma inesperada.

En lugar de eso acaríciale debajo de la barbilla y detrás de las orejas. Ésta será una buena forma de que te ame.

7. Cambiar su rutina

Seguramente odies la rutina. Ir cada día al trabajo, el transporte público, hablar con la misma gente… hacer siempre lo mismo cansa. Pero no te equivoques aquí. Tu gato ama la rutina.

Y no solo es que le guste, es que también la necesita para ser feliz.

A tu felino le da mucha tranquilidad saber lo que va a ocurrir en cada momento, ya que les gusta tener todo controlado.

Ahora bien, ¿qué pasa cuando cambias su rutina? Pues con toda seguridad tu gato se estresará y empezará a tener problemas de comportamiento.

Puede ser desde algo inofensivo, como cambiar su caja de arena, hasta algo más drástico, como una mudanza.

Evita en la medida de lo posible modificar su rutina, pero si no queda otra debes tener mucha comprensión.

Intenta hacer el cambio de manera gradual y procurando que su rutina se vea lo menos afectada posible.

Aunque a nosotros nos parezca algo menor, un cambio puede ser un gran trauma para tu gato.

8. Bañarle

Este punto seguramente ya lo sepas, pero es que tu gato odia profundamente que le bañes.

Pero lo peor de bañar a un gato no es que te odie, sino que muchas veces ni siquiera era necesario hacerlo.

Los gatos son animales que invierten una gran cantidad de tiempo y energías en mantenerse limpios, por eso rara vez hace falta darles un baño.

Por eso, a no ser que sea estrictamente necesario, no le bañes. Si quieres más información sobre esto te dejo el post en el que lo comentamos más en profundidad.

No solo te ahorrarás algún que otro arañazo, sino que evitarás que tu gato se enfade contigo.

9. No cambiar el agua frecuentemente

Que tu gato se mantenga correctamente hidratado es fundamental, y una buena forma de conseguirlo es cambiando su agua regularmente.

¿Y por qué tienes que hacer esto? Pues porque los gatos son muy sensibles al agua que lleva mucho tiempo en su cuenco.

Cuando el agua no se cambia con frecuencia, adquiere un sabor y un olor diferente, y esto a tu gato no le gustará.

Tu felino necesita tener el agua lo más fresca posible, y para ello tendrás que cambiarla de forma frecuente.

Pero si no puedes estar pendiente tienes la opción de las fuentes de agua para gatos. Estas fuentes, mediante una bomba de agua y unos filtros, garantizan el agua fresca en todo momento.

¡Es la mejor solución para que tu gato beba todo lo que necesita!

10. Forzarle a socializar

Los perros son animales que valoran positivamente socializar con otros perros. Pero cuando hablamos de gatos la cosa cambia.

Se trata de animales muy territoriales, y el proceso de presentación de otro gato es lento y delicado. Si no sabes bien cómo se hace te dejo el post con los 4 pasos para presentar a dos gatos.

Pero, ¿qué ocurre cuando tenemos un amigo con otro gato? Pues que no debemos forzar la presentación.

Tanto si llevas a tu gato a la otra casa como si dejas que tu amigo traiga a su gato se generará una gran situación de estrés entre ellos.

Si quieres que se conozcan y pasen tiempo juntos tómatelo con mucha calma. En caso contrario provocarás que tu gato se encuentre realmente incómodo.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies