8 consejos para tener a un gato en un piso de alquiler

En este artículo te quiero dar una serie de trucos para que tu gato sea más feliz en un piso.

Pero quiero ir un paso más allá y centrar los consejos para personas que viven de alquiler.

Pero no te preocupes, aunque sean trucos adaptados para viviendas de alquiler, también te servirán si vives en una casa en propiedad.

Lo importante es que tu gato sea lo más feliz posible dentro de casa. Vamos a ver cómo lo puedes lograr.

1. Escalada creativa

Un gato que vive siempre dentro del hogar necesitará el máximo espacio posible para moverse.

Pero si tu casa es pequeña no te preocupes. Tienes una solución muy sencilla: proporcionarle espacios a diferentes alturas.

Los gatos son animales capaces de alcanzar cualquier superficie que vaya del suelo al techo, y debes utilizar esto a tu favor.

Aquí lo ideal sería proporcionarle estantes por las paredes que sean exclusivos para ellos. Pero en las casas de alquiler no siempre podemos hacer agujeros en las paredes.

Por eso debes pasarte a la escalada creativa.

¿Sabes en qué consiste? Es muy sencillo. Se trata de proporcionarle espacios adaptados para él en cualquier superficie que ya tengas.

Adapta el alféizar de la ventana, la parte alta de un armario, o la zona central de una estantería.

Tendrás que mirar en tu casa y pensar todas las superficies que le puedes ceder.

La situación ideal es aquella en la que tu gato puede ir de una punta a otra de la estancia sin tocar el suelo.

Créeme, es la mejor manera de hacerle feliz.

Si tienes espacio suficiente coloca un árbol para gatos que pueda escalar.

Con estos pequeños cambios gatificarás tu casa sin modificar nada en ella.

¡Y tu gato lo amará!

2. Coloca un poste especial

En este apartado quiero enseñarte un objeto muy interesante pero que no mucha gente conoce.

Se trata de un poste que va del suelo al techo.

Pero lo mejor de todo es que no necesitas hacer agujeros para fijarlo, ¡ya que se coloca por presión!

Podrás colocarlo en cualquier rincón de la casa y así tu gato tendrá una fantástica superficie que escalar. Te ayudará también a conseguir lo que decíamos en el punto anterior.

Si no puedes comprar este poste también tienes la opción de colocar una escalera de tijera para que tu gato la escale.

Tampoco tienes que hacer agujeros y las puedes encontrar en mercadillos por buen precio.

Cualquier elemento que tu gato pueda escalar es bienvenido.

3. Planta algo de hierba gatera

Un gato que vive en un piso deja de tener contacto con la naturaleza, y esto es algo que no le hará ningún bien.

Tendrá mucha menos estimulación, ya que no tendrá olores nuevos ni podrá distraerse viendo a otros animales.

Por suerte tienes fácil traer la naturaleza a tu casa. Una forma rápida y barata de hacerlo es colocando un poco de hierba gatera.

Se trata de una hierba realmente fácil de cuidar y que es apta para que tu gato la mastique.

Solo tienes que comprar las semillas o un kit en el que venga todo preparado y echar un poco de agua.

Al poco tiempo tu gato tendrá esta hierba a su disposición.

Si quieres ir un paso más allá prueba a plantar una superficie con hierba gatera lo suficientemente grande como para que se pueda tumbar encima.

¡Verás cómo la disfruta!

4. Coloca una hamaca en la ventana

Otro objeto esencial que debería haber en cualquier piso con gatos es la hamaca para ventanas.

Si no la conoces, se trata de una hamaca que incorpora unas ventosas y que se puede pegar a cualquier cristal.

Este objeto cumple un doble objetivo.

En primer lugar le proporcionas a tu gatito una superficie extra en la que tumbarse. ¡Y sin hacer ningún agujero en tu casa!

Y en segundo lugar le facilitas que pueda ver el exterior de la vivienda y entretenerse.

¡Todo por un precio realmente bajo!

5. Instala un comedero para pájaros

La idea es la siguiente. Coloca en algún lugar del exterior de la vivienda un comedero para pájaros.

La única condición es que se vea desde la ventana donde se coloque tu gato.

¿Sabes qué consigues con esto?

¡Proporcionarle horas de entretenimiento a tu gato!

El ver a los pájaros acercarse a por alimento al comedero es la mejor película que puede ver tu felino.

Es importante que te asegures de que no tiene acceso al exterior. Pero si todo está bien asegurado será como ponerle una serie de Netflix.

¿En tu piso no es posible colocar ningún comedero? No te preocupes. En el siguiente punto tienes una alternativa igual de interesante.

6. Pon la tele con vídeos de animales

Quiero que tengas clara una cosa. Tu gato no ve la tele porque no hay nada interesante en ella.

Pero la cosa cambia si pones algún vídeo en el que se vean animales.

Prueba a buscar en YouTube vídeos de pájaros, ratones o ardillas y verás como llama la atención de tu felino.

¡Hay algunos que duran horas!

Obviamente no será el entretenimiento definitivo de tu gatito, pero le ayudará a sentir la naturaleza un poco más cerca.

Aquí tienes un ejemplo:

7. Deja que tu gato encuentre su comida

Ponerle a tu gato pequeños retos para que encuentre la comida es un ejercicio realmente estimulante para él.

¡Y lo peor es que casi nadie lo hace!

Quiero que tengas en cuenta una cosa.

Cuando el gato vive en libertad inverte buena parte de su energía en cazar. Pero cuando vive en un piso el alimento se lo encuentra en su plato y no tiene que realizar ningún esfuerzo.

No solo le hemos reducido el espacio en el que puede vivir, sino que también le quitamos su tarea principal.

Pero esto tiene solución.

Existen multitud de formas de hacer que tu gato tenga que encontrar su comida.

Si no quieres complicarte basta con que compres algún juguete que esconda comida en su interior. Los hay muy sencillos, como pelotas dispensadoras de comida, hasta otros más elaborados.

Pero si lo quieres hacer por tu cuenta prueba a esconderle comida por la casa.

Aquí lo importante es explicarle el juego.

Para ello esconde algo de comida pero dejando que te vea donde la pones. Después repite el proceso pero colocando comida también en otros lugares de la casa.

Es un juego que no requiere mucho esfuerzo por tu parte pero que les estimula mentalmente. ¡Y todo sin salir de casa!

8. Pon el transportín a la vista

Si algo falta en los pisos es espacio libre, y el transportín puede ocupar un espacio muy valioso.

Por eso, mi consejo, es que no lo guardes. Déjalo siempre a la vista.

Vale, vale. Sé que igual no queda bien con la decoración de tu hogar, pero estoy segura de que lo puedes adornar un poco.

Coloca alguna manta por encima y ponlo en algún lugar donde no moleste.

Así ahorrarás espacio y le proporcionarás a tu gato una guarida en la que descansar.

Pero lo bueno de hacer esto es que no solo consigues ahorrar espacio, sino que haces que tu gato le pierda el miedo al transportín.

Lo normal es que los gatos no quieran entrar al transportín, pero esto se debe a que no se han familiarizado lo suficiente con él.

Al dejárselo como su lugar de descanso entrará en él sin problema.

De esta manera, cuando tengas que ir al veterinario no te costará nada meter a tu gato en el transportín.

¡Son todo ventajas!

Sé que estos 8 consejos parecen pequeños cambios, pero en realidad son cambios enormes para gatos que viven en un apartamento.

Tú sales cada día a trabajar, hacer la comprar o para quedar con tus amigos. Pero tu gato está siempre dentro de las mismas cuatro paredes.

Con estos trucos para que tenga más entretenimiento y sienta la naturaleza más cerca será mucho más feliz.

¡Y todos ellos son aptos para viviendas de alquiler!

Última actualización el 2022-08-10 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies