Cómo meter a un gato en el transportín

Es importante saber cómo meter a un gato en el transportín sin que se asuste si quieres que las visitas al veterinario sean lo más tranquilas posibles. En la vida del gato serán varias las ocasiones en las que tendrá que salir de casa y el transportín es la mejor manera de hacerlo con seguridad.

No esperes a que llegue el día de la consulta, ve preparando a tu gato con antelación para que lo asocie como algo bueno. Si evitas las prisas será más fácil que se acostumbre a entrar en él y lo ahorrarás que pase un mal rato.

Trucos para meter a un gato en el transportin

1. Elegir el transportín adecuado

Antes de plantearte cuál es la mejor manera de meter tu gato en el transportín debes preguntarte si el que tienes es el más adecuado. El más recomendable es el que es rígido y con rejillas.

La gran ventaja que tienen es que se pueden desmontar con facilidad. Esto te permite adaptarlo en función del miedo que tenga tu gato. Cuanto más temeroso sea más agradecerá que le quites la puerta o la parte superior. Procura que tenga el tamaño suficiente como para que entre su cama, un cuenco de comida e incluso un arenero por si hiciese falta.

Puedes comparar aquí diferentes transportines para gatos.

Cómo meter gato agresivo en transportin

2. Consejos para meter a un gato en el transportín

Ahora que ya tienes el transportín adecuado podrás llevarlo a donde necesites. Con estos consejos conseguirás que entre sin problema.

2.1. Consigue que se acostumbre a él

Una buena manera de conseguirlo es quitando la puerta y colocándolo en aquél lugar en el que le guste estar. Al principio le extrañará pero poco a poco se acabará acostumbrando. Para tener mas probabilidades de éxito puedes colocar en su interior una manta suya y algún juguete y golosinas.

Una vez veas que se ha acostumbrado a estar dentro del transportín podrás probar a colocar la puerta. En los momentos en los que más tranquilo esté podrás cerrarla durante un rato.

2.2. La mejor manera de introducir al gato

Cuando llegue la hora de salir de casa lo normal es que el gato esté fuera del transportín. La mejor manera de introducirlo es quitando la parte superior, de esta forma no sentirá que lo estás encerrando.

2.3. Si el transportín no se puede desmontar…

En el caso de que no se pueda desmontar lo más aconsejable es que lo metas por la puerta pero de espaldas. Así te verá a ti en vez de al transportín y estará más relajado.

Si es muy temeroso y se resiste puedes probar a colocar el transportín en vertical dejando la puerta hacia arriba. Intenta introducir a tu gato con mucha delicadeza.

3. El momento de sacarle del transportín

Lo normal es que les de miedo entrar pero también podrá darse el caso de que le de miedo salir. No debes forzarle, deja la puerta abierta y espera a que se sienta preparado para salir. Forzar su salida también provocará que acabe asociando el transportín como algo malo.

Viajar con tu gato

Es importante que dediques tiempo a que tu gato se sienta familiarizado con el transportín ya que se darán situaciones en las que tengas que utilizarlo. Un viaje al veterinario o un desplazamiento en coche con tu gato deberán hacerse de esta manera.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

3 comentarios en “Cómo meter a un gato en el transportín”

  1. Quise darte cinco estrellitas por los consejos, pero salieron sólo uno y medio, no sé por qué, tampoco puedo cambiarlo, lo siento-
    Gracias
    Ania

    Responder

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies