Cómo cepillar a tu gato: las 3 reglas de oro

¿Tu gato es de los que se relaja cuando lo cepillas y no se queja en ningún momento? Entonces esta entrada no te será de gran ayuda. Pero si cepillar a tu gato es una tarea imposible te recomiendo que tomes nota de estas 3 reglas de oro.

Cepillar de forma periódica a tu gato es fundamental, ya que al hacerlo evitarás la formación de nudos y reducirás la cantidad de bolas de pelo.

Pero claro, cuando el gato no soporta que lo cepilles se vuelve una tarea muy complicada… Pero no te preocupes, si sigues estas 3 reglas estoy segura de que conseguirás cepillarlo y hasta se convertirá en una tarea agradable para él. ¡Vamos a ver en qué consisten!

Regla Nº 1: tu gato debe estar relajado

Los gatos aman que los acaricies en los mofletes y la barbilla, por lo que le encantará que le cepilles ahí, pero en cuanto pases el cepillo por el resto del cuerpo con toda seguridad se molestará.

Tu gato se marchará y dará por terminada la sesión de cepillado. Esto se produce porque no se encuentra cómodo, y es el primer error que solemos cometer.

Para cepillar a tu gato lo mejor es que busques un momento en el que esté relajado. Una buena idea es aprovechar mientras estáis los dos en el sofá.

Primero deja el cepillo a un lado, así se acostumbrará a verlo y aprenderá a relajarse aunque el cepillo esté cerca de él. En el momento en el que le notes más tranquilo empieza a pasárselo muy despacio mientras le hablas con voz suave.

Lo que tienes que lograr es que no parezca una sesión de cepillado. Simplemente estáis pasando un buen rato juntos mientras le pasas el cepillo despacio por su pelo.

Si tienes un gato especialmente nervioso puedes ayudarte con un relajante para gatos. Se trata de un producto que puede venir en forma de spray o difusor y ayudará a que tu gato se relaje.

No debes considerarlo como un producto infalible, sino que será una pequeña ayuda más en todo el proceso de relajación.

Regla Nº 2: utiliza los premios a tu favor

Bien, ahora que ya has esperado hasta que tu gato esté relajado vamos a utilizar a nuestro favor el mejor premio que un gato puede recibir: la comida.

La idea es muy sencilla: cuando tu gato haga algo por ti tú deberías darle un premio para recompensarle. Si a tu felino no le gusta que le cepillen pero hace el esfuerzo de mantenerse quieto, recompensa su actitud con un premio delicioso.

Ahora bien, para que estos premios tengan el máximo efecto deberías reservarlos sólo para este momento. ¿A veces le das premios a tu gato porque sí? Bueno, ha llegado el momento de dejar de hacerlo.

Los premios no son algo gratuito, sino que deberá comportarse de cierta manera para conseguirlos. Solo de esta manera les sacarás el máximo partido.

Así que recuerda, dale un premio a tu gato cuando se deje cepillar pero deja de dárselos el resto del tiempo. Verás lo efectivos que pueden llegar a ser.

Premiar a tu gato

Regla Nº 3: tienes que saber cuándo parar

¿Has esperado hasta que tu gato esté relajado y has utilizado los premios como recompensa? Vale, eso está fantástico, pero deberías contar con que aún así llegará un momento en el que tu gato se canse.

Estás poniendo todo a favor para poder cepillar a tu gato, pero casi con toda seguridad llegará un momento en el que no aguante mas y quiera cortar la sesión de cepillado.

Bien, lo que tienes que hacer en estos casos es no forzar a tu gato. Es fundamental saber cuándo parar, ya que si lo alargas demasiado la siguiente vez te costará más cepillarle.

Cuando veas que tu gato se altera déjale tranquilo durante unos minutos. Pasado este tiempo vuelve a intentarlo, pero si ves que continua alterado no lo fuerces. Ya lo podrás retomar en otro momento.

Cepillar correctamente a tu gato

Recomendación para cepillar el pelo de tu gato

Cuando consigas que tu gato se relaje y se deje cepillar no deberías tener mucho problema para hacerlo correctamente. Es un proceso muy intuitivo. No obstante recuerda que se debe cepillar en la dirección del pelo y que tienes que elegir el cepillo correcto.

Verás que a veces recomiendan cepillar a contra pelo para eliminar mejor los pelos muertos. Si haces esto corres el riesgo de que tu gato se altere, ya que este movimiento será más incómodo para él. Si sabes elegir correctamente el cepillo no será necesario hacer esto.

Respecto al cepillo deberás elegir el que mejor se adapte al tipo de pelo de tu gato. No obstante te recomiendo que utilices el cepillo de la marca Furminator. Es realmente bueno eliminando el pelo muerto de la capa inferior.

Si lo compras verás como con unas pocas pasadas eliminas más pelo que con cualquier otro cepillo. Eso sí, existe tanto el modelo para pelo largo como para pelo corto. Escoge el que mejor se adapte.

Ahora bien, cepillar a tu gato es una tarea que puede resultar complicada si tu felino es nervioso, pero hay otra tarea de higiene todavía más compleja: el momento del baño.

¿Sabes cómo bañar correctamente a tu gato? Seguramente no sea el momento más agradable para él… pero para suavizar un poco este proceso te dejo el post en el que analizamos los 7 errores más frecuentes a la hora de bañar a un gato.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Última actualización el 2021-10-17 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies