Cepillos para gatos: qué tipos hay y cuál debes usar

Seguramente pienses que escoger un cepillo para tu gato es una elección fácil, ¿verdad?

Pero, ¿sabrías diferenciar los 8 tipos de cepillos que existen? Y lo que es más complicado, ¿sabrías diferenciar para qué situaciones es más apropiado cada uno de ellos?

Para que tengas una guía clara y completa de los diferentes tipos de cepillos para gatos te he preparado este artículo.

En él descubrirás todos los cepillos que existen y para qué sirven.

Así sabrás cuál necesitará tu gato en cada situación.

Vamos a verlos:

1. Cepillo de cerdas

El cepillo de cerdas es uno de los más conocidos, y podemos encontrarlo fabricado principalmente con dos materiales distintos:

  • Cerdas metálicas (duras)
  • Cerdas de jabalí (suaves)

De hecho, es común encontrarse este cepillo con ambos tipos de cerdas. Uno a cada lado del cepillo.

Las cerdas metálicas tienen en sus extremos unas pequeñas bolas de plástico para evitar dañar la piel del gato. Se utiliza principalmente para desenredar el pelo y masajear la piel del gato.

Por su parte, las cerdas de jabalí tienen como objetivo alisar el pelo y dejarlo suave y brillante.

Este cepillo se debe usar de forma suave y pasándose en la dirección del pelo.

Cepillo de cerdas para gatos

2. Carda

La carda, o el cepillo de cardas, es otro tipo de cepillo muy extendido entre las personas que tienen gato.

Es muy parecido al cepillo de cerdas, pero en este caso las cardas son siempre metálicas y se curvan ligeramente en su extremo.

No tienen ningún tipo de protección en el extremo de la carda, por lo que tendrás que tener cuidado para no dañar la piel de tu felino.

Con este cepillo se obtiene un acabado completo: servirá tanto para eliminar los enredos del pelaje como para dejarlo brillante.

Si utilizas este cepillo y quieres retirar la mayor cantidad de pelo muerta prueba a cepillar a tu gato a contra pelo.

Lo más seguro es que no le guste, por lo que deberás hacerlo con extremada delicadeza.

Carda para gatos

Tanto el cepillo de cerdas como la carda son cepillos «todoterreno». Te servirán para realizar un cepillado completo.

Pero existen otras opciones con funciones más específicas.

Vamos a analizarlas.

3. Peine de aseo

El peine de aseo, o también llamado carda de aseo, es un peine formado por puntas redondeadas.

Se trata de un peine más sencillo, pensado para peinar el pelo del gato y evitar la formación de enredos y nudos.

Puedes usarlo de forma diaria, dedicando varios minutos a peinar el pelo de tu gato. Para un correcto cepillado deberás hacerlo en la dirección en la que crece el pelo.

Peine de aseo para gatos

4. Deslanador

El cepillo deslanador, o cepillo deshedding, es un cepillo fabricado para eliminar el pelo suelto del manto inferior del felino.

Es realmente eficaz para retirar el pelo suelto procedente de la muda, y se recomienda su uso en gatos que tengan manto inferior en su pelaje.

Este cepillo tiene una ligera curvatura en la zona de las púas, de manera que se adapta a la perfección al cuerpo de la mascota.

Deberá utilizarse 1 o 2 veces por semana, e intentado no realizar demasiadas pasadas por la misma zona.

El cepillo deberás pasarlo en la dirección del crecimiento del pelo.

Es sorprendente la cantidad de pelo que es capaz de retirar este cepillo, ¡así que procura tener cerca una bolsa donde ir depositando todo el pelo!

Deslanador para gatos

5. Cortanudos

El peine cortanudos es el peine ideal para quitar los nudos de cualquier gato.

Sus púas son en realidad pequeñas cuchillas, pero dispuestas de tal manera que nunca harán daño a tu gato. Simplemente eliminarán los nudos presentes en el pelo.

Lo ideal es utilizar el resto de cepillos para prevenir la formación de nudos, pero si tu gato tiene un pelo propenso a enmarañarse o ya se la han formado algunos nudos, esta herramienta te servirá a la perfección.

Para usarla el pelo debe estar completamente seco, y deberás pasarlo en la dirección del pelo.

Si intentas eliminar el nudo en pocas pasadas terminarás haciendo daño a tu gato, así que lo mejor es ir de forma progresiva.

Para ello, empieza siempre por el extremo del nudo, y poco a poco ve desenredando el pelo avanzando hacia la base.

Verás como al cabo de unas cuantas pasadas tu gato tiene el pelo liso y sin nudos.

Cortanudos para gatos

6. Peine masajeador

La manopla, o peine masajeador, tiene una doble función: por un lado ayuda a distribuir los aceites naturales presentes en el pelo de tu gato, mientras que por otro le darás un masaje relajante a tu felino.

Dispone de una serie de cerdas de silicona o caucho y podrá tener forma de guante o manopla.

Se puede utilizar tanto con el pelo húmedo como seco, y si lo usas de forma diaria conseguirás que tu gato tenga un pelo sano y brillante.

Es recomendable que antes de su uso te hayas asegurado de que tu gato no tiene ningún nudo o enredo.

Peine masajeador para gatos

7. Peine para pulgas

El peine para pulgas, como su nombre bien indica, está diseñado para retirar las pulgas de tu felino.

Espero que nunca necesites usarlo, pero en el caso de que sospeches que tu gato tiene pulgas, este peine te será de gran ayuda.

Gracias a sus púas finas y juntas atrapará cualquier insecto que tenga tu gato, por muy pequeño que sea.

Si tienes ya uno en casa no lo utilices para peinar a tu gato o intentar quitarle los nudos. Déjalo exclusivamente para su función.

Peine de pulgas para gatos

8. Cepillo de baño

Por último, quiero acabar con un cepillo un tanto especial: se trata del cepillo de baño.

Este cepillo tiene una peculiaridad: dispone de un depósito que podrás rellenar con champú.

Su uso es muy sencillo. Cuando estés bañando a tu gato masajea su pelo con este cepillo, y cuando necesites aplicar champú pulsa el botón que incorpora.

Así podrás aplicar el champú de forma homogénea por todo su pelaje.

Cepillo de baño para gatos

No obstante, antes de utilizarlo en el momento del baño, pregúntate si tu gato realmente necesita ser bañado.

Si no lo tienes claro te recomiendo que veas el artículo en el que hablamos sobre si se debe bañar a los gatos.

Como has podido comprobar hay muchos tipos de cepillos para gatos, y cada uno está diseñado para un propósito específico.

La mejor manera de saber qué cepillo necesitas en cada momento es conocer el pelaje de tu gato y su estado.

Una vez lo sepas, con la información que tienes en este post sabrás qué cepillo, o cepillos, comprar.

Y ahora que sabes qué cepillo o peine necesitas, te recomiendo que veas el post en el que explicamos cómo cepillar a un gato.

En él te doy algunos consejos para cepillar a tu gato de la mejor manera posible.

Hay gatos que no llevan bien este proceso, y por eso es interesante saber cómo hacerlo.

Deja un comentario