¿Cada cuánto se debe bañar a un gato?

Imagino que ya te habrás dado cuenta, pero el agua y los gatos no son buenos amigos. Intentar bañar a tu gato es una tarea… complicada.

No se sabe a ciencia cierta la razón por la que odian el agua, pero está claro que no es su elemento favorito.

La duda que seguramente te vendrá a la cabeza es, ¿cada cuánto debería bañar a mi gato? Quizás le estés bañando muy a menudo, o puede incluso que te estés quedando corto.

Para resolver estas dudas te he preparado este post con toda la información sobre el baño de los gatos. Así podrás bañar a tu gato únicamente las veces que sea necesario.

¿Cada cuanto deberías bañar a un gato?

La respuesta a esta pregunta es muy fácil de recordar: no deberías bañar nunca a tu gato. Como lo lees. No es necesario duchar a tu felino.

Puede sorprender, pero lo cierto es que tu gato no lo necesita. Piensa que tu felino es realmente bueno limpiándose, por lo que ya se encargará de mantenerse limpio él solo.

Su lengua está especialmente diseñada para mantener su pelaje en perfectas condiciones. Gracias a sus papilas en forma de púas es capaz de eliminar los restos de suciedad.

Pero no solo esto, también utilizan los lamidos para distribuir la grasa natural que genera su pelo. Esta grasa es la que hidrata el pelo y lo mantiene sano, brillante y con sus propiedades naturales intactas.

El problema que aparece cuando lavas repetidamente el pelo de tu gato es que alteras la producción natural de grasa. Por eso es mejor que se regule él solo.

Aunque he de decirte que en realidad sí que hay ocasiones en las que deberías bañar a tu gato, y son las siguientes.

Gato dentro de la bañera

Las 5 situaciones en las que sí deberías bañar a tu gato

Si tu felino se encuentra dentro de una de estas 5 situaciones tendrás que dedicar tiempo a bañarle. En algunas de ellas será solo necesario un baño puntual, pero en otras tendrás que hacerlo de forma recurrente.

  • Gatos recién adoptados

Los gatitos recién adoptados, especialmente los que vienen de la calle, deberían pasar por un baño inicial. El gato puede tener polvo, suciedad de la calle e incluso pulgas, por lo que el baño en estos casos debería ser obligado.

  • Gatos ancianos

Los gatos que alcanzan una edad avanzada suelen sentir molestias al realizar ciertos movimientos. Algunas partes de su cuerpo son fáciles de alcanzar, pero en otras necesitarán ponerse en posturas que no siempre podrán realizar.

Los dolores aparecen a causa de la atritis que desarrollan algunos felinos de estas edades. Si tu gato es ya anciano agradecerá que le ayudes con su higiene.

  • Gatos obesos

Hay que evitar que los gatos engorden en exceso, ya que podrán desarrollar algunos problemas de salud, pero si tu gato ya está en este punto es probable que su sobrepeso le impida limpiarse con normalidad.

Al tener un exceso de peso les costará girarse y habrá zonas de su cuerpo que no lleguen a alcanzar. Además esto ayudará a la formación de nudos, por lo que deberás cepillarlo de forma regular.

  • Momentos puntuales

Hay momentos puntuales en los que tu gato necesitará un buen baño. Si le dejas salir a la calle y viene lleno de suciedad no estará de más que le des un baño para ayudarle a mantenerse limpio.

Cuando el gato es 100% casero será más difícil que se manche, pero si se da el caso no dudes en darle un baño rápido para quitar el exceso de suciedad.

  • Raza sin pelo

Efectivamente, las razas sin pelo necesitan que se las bañe. De hecho, deberás hacerlo un par de veces al mes.

La más famosa es la raza de gato esfinge, pero también existen las razas de gato elfo, peterbald, kohana, bambino, levkoy ucraniano y el gato donskoy.

Al carecer de pelo nos encontramos en una situación totalmente diferente que con los gatos comunes, y aquí sí que tendrás que bañarle aunque no esté sucio.

Cómo bañar a un gato

3 cuidados complementarios al baño

Todos los gatos necesitan unos cuidados mínimos de higiene, independientemente de lo que acabamos de ver en el apartado anterior.

Estos cuidados básicos se pueden resumir en 3 puntos:

  • Limpiarles las orejas: los gatos no son capaces de mantener limpio el interior de sus orejas, por lo que tendrás que ayudarle en este punto.
  • Cortarles las uñas: los gatos de interior apenas desgastarán sus uñas. Deberás cortárselas cada cierto tiempo.
  • Cepillarles regularmente: esto es especialmente importante si tiene el pelo largo, así evitarás la formación de nudos. Cada vez que se producen estos nudos son una molestia para tu felino, ya que le dolerá cada vez que se lame en esa zona.

Para evitar que tu gato se resista a estos cuidados tendrás que intentar incorporar estas rutinas desde que es un cachorro. Es más fácil que se acostumbre cuando todavía tiene unos meses de edad.

Si lo haces, podrá convertir los momentos de higiene en un rato más en el que disfrutará de tu compañía.

Para ayudarte a conseguir esto deberás reservarte algunos premios solo para estos momentos. Busca un alimento que le guste y dáselo cuando termines los cuidados. Así el recuerdo que le quede será el de un rico alimento.

Un punto en el que se suele fallar es la elección del lugar. Normalmente realizamos todos estos cuidados de higiene en un lugar en el que nosotros estamos cómodos.

Lo que tienes que hacer es intentar que sea tu gato el que se encuentra más cómodo. En lugar de cogerlo en brazos intenta ser tú quien se siente en el suelo a su lado.

Si tiene un lugar en el que se relaja especialmente aprovéchalo en tu favor. Realiza los cuidados en ese lugar. Así tendrá un nivel de relajación mayor.

Por último te aconsejo que pidas siempre la ayuda de otra persona. Hacer todo esto entre dos es mucho más fácil. Si es posible, hazlo con algún amigo o familiar. Te ahorrarás mucho tiempo.

Gato en la ducha

Si estabas bañando a tu gato regularmente deberás preguntarte si es en realidad necesario. Como has visto en este post en realidad no hace falta, ya que tu gato es capaz de mantener una buena higiene por tu cuenta.

Lo que sí que deberías prestar atención es en esos cuidados que tu gato no es capaz de realizar. Limpiarle las orejas, cortarles las uñas y el cepillado es una buena forma de mantenerle en perfectas condiciones.

Comparte este post
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest

Deja un comentario

Esta web utiliza cookies para que tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies